^
A
A
A

Dientes en perros

 

La piedra dental en los perros ocurre con bastante frecuencia, según las estadísticas, el 75% de las mascotas pueden tener ese problema. Nuestra tarea es ayudar al animal a tiempo, y prevenir el desarrollo de complicaciones, porque algunas de ellas se vuelven bastante serias.

Consideremos con más detalle los principales aspectos de esta patología, así como las formas de su eliminación y prevención.

El mecanismo y las causas

Los depósitos minerales en los dientes son un gran problema para las mascotas. Además, la presencia de sarro puede provocar otras complicaciones graves. Por lo tanto, el cuidado constante y completo de la boca del perro es extremadamente importante.

La piedra dental se transforma de una placa convencional, que se acumula durante un cierto tiempo en la base del diente, más cerca del margen gingival. Consiste en fragmentos de comida, células obsoletas de tejidos mucosos, proteínas de secreciones salivales, representantes de una microflora diversa. Con el tiempo, el depósito se endurece, se deposita en un precipitado mineral y deposita una gran cantidad de bacterias. Algunos de ellos, especialmente el estreptococo, crean un ambiente favorable para la posterior formación y fortalecimiento del cálculo. Los depósitos de cal y microorganismos en ellos producen activamente ácido láctico, lo que interrumpe el equilibrio ácido-base en la cavidad oral. Como resultado, las membranas mucosas de la boca, las encías y el esmalte de los dientes sufren. En el futuro, esto puede provocar el desarrollo de procesos inflamatorios, manifestaciones alérgicas, daños en el esmalte dental y la enfermedad periodontal.

El proceso afecta en mayor medida colmillos y molares. Un sarro puede aparecer en cualquier perro adulto, pero las razas pequeñas con hocico corto son más propensas a sufrir.

Las principales causas del cálculo en perros:

  • presencia de placa permanente;
  • ausencia de elementos sólidos en la comida diaria (huesos, cartílagos, etc.);
  • violaciones de la dentición;
  • daño a la estructura del esmalte de todos o algunos de los dientes;
  • violación de la sal y el metabolismo mineral en el cuerpo del animal.

El sarro se desarrolla gradualmente, afectando eventualmente a los tejidos circundantes.

Síntomas

El dueño de la mascota debe inspeccionar regularmente la boca, los dientes del animal, a tiempo para identificar los síntomas del sarro en el perro. Asegúrese de alertar la aparición de una capa de color amarillo oscuro o marrón grisáceo en la base de los dientes, enrojecimiento e hinchazón de las encías, su hipersensibilidad y sangrado.

Si no quita el sarro a tiempo, el proceso patológico continuará progresando. El animal ya no puede comer normalmente, especialmente con alimentos sólidos. El apetito desaparece, el perro pierde peso. Puede haber una pérdida de dientes, aumento de la salivación.

La piedra dental en los perros se puede encontrar tanto arriba del borde de la encía como debajo de la encía. La piedra sobre la encía se diagnostica más rápidamente y es mucho más fácil de eliminar. Debajo de la encía, las capas minerales pueden permanecer inadvertidas durante mucho tiempo. Y solo durante el proceso inflamatorio inicial se hace aparente la aparición de vacíos, "bolsas" entre el diente y la encía, los tejidos se hinchan, hay un olor bastante desagradable de la boca.

Tal vez el desarrollo de periodontitis: el animal sufre de un dolor insoportable en las encías, los dientes primero se aflojan, luego comienzan a caerse. Hay pequeños elementos inflamatorios en las membranas mucosas, abscesos. La reproducción masiva de microbios en la cavidad oral conduce a su entrada en el estómago del perro, y luego en el torrente sanguíneo. Esto puede causar efectos tóxicos en los sistemas hepático, urinario y cardiovascular.

Eliminación de sarro en perros

La mejor forma de tratar esta patología es eliminar el sarro de los perros. Esto se puede hacer de forma mecánica o mediante un método ultrasónico moderno.

Con la eliminación mecánica de la placa, existe el peligro de dañar el esmalte o los tejidos mucosos.

El procedimiento se realiza más a menudo bajo anestesia general. El animal tiene prohibido tomar alimentos 10 horas antes de la extracción para evitar el vómito durante la anestesia. Después de la anestesia, el sarro se raspa manualmente con una herramienta especial, o se utiliza un efecto ultrasónico de diferentes grados de vibración.

El uso de ultrasonido es menos doloroso para el animal, se excluyen las lesiones traumáticas de las encías y el esmalte. Sin embargo, este método no es adecuado para deshacerse de la piedra debajo de la encía.

Después del procedimiento, los dientes se pulen a fondo usando pastas especiales y cebos; complete el proceso aplicando un agente bactericida al tejido tratado.

En presencia de signos de inflamación, se pueden prescribir medicamentos antimicrobianos y antiinflamatorios, complementados con complejos vitamínicos, medicamentos para aumentar la inmunidad, estimulantes del metabolismo.

Una pregunta completamente lógica puede surgir: ¿cómo puedo limpiar el sarro en casa? Es posible? En principio, es posible, ahora en las tiendas veterinarias y farmacias se venden muchas pastas especiales y cepillos, así como chicles para limpiar los dientes. Incluso puedes encontrar un alimento seco especializado para la prevención del sarro en perros. Sin embargo, como lo demuestra la práctica, el efecto de estos métodos es temporal y, tarde o temprano, tendrá que eliminar el sarro en la clínica. Se recomienda repetir el procedimiento para eliminar el sarro cada 12-18 meses.

Prevención

Ahora hablemos sobre cómo prevenir el sarro en los perros. El aspecto más básico y principal de un estado saludable de los dientes en un animal es la higiene oral. A algunos amantes de las mascotas se les enseñó a los cachorros a lavarse los dientes desde la infancia, al menos dos veces por semana. Para hacer esto, use un cepillo suave para evitar dañar las encías. Por el momento, las tiendas zoológicas venden una amplia variedad de polvos dentales y pastas para perros.

A menudo, deje que el animal mastique los huesos (reales o imitando).

Al examinar la cavidad oral prestar especial atención a la condición de las encías, la cubierta mucosa. La menor sospecha de la presencia de inflamación debería ser la razón para contactar a un veterinario.

No retire la piedra resultante no puede, ya que esto conducirá a consecuencias más graves, que luego se tratarán más difícil.

Todo el mundo sabe que las mascotas requieren cuidado y atención constantes. La garantía de bienestar y salud de su mascota son exámenes periódicos de la cavidad oral, que le permite detectar y prevenir el sarro a tiempo en los perros.

¡Es importante para saber!

El desarrollo de la leptospirosis en perros es causado por una bacteria llamada espiroqueta, un microorganismo delgado que se retuerce en espiral ... Leer más...

Último revisado por: Alexey Portnov , experto médico, en 25.06.2018
!
Encontrado un error? Selecciónelo y presione Ctrl + Enter.
You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.