^

Vino para gastritis

, Editor medico
Último revisado: 16.04.2020
Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

Es bien sabido que el alcohol trae maldad, por lo que no puedes beber. Además, un paciente con gastritis y patologías gastrointestinales concomitantes. Los médicos y nutricionistas advierten a todos del alcohol de todos los tiempos y personas. Sin embargo, surge una contrapregunta: ¿por qué la humanidad no elimina este producto de su dieta de una vez por todas? ¿Por qué se pone la bebida en las mesas de todos los hogares, independientemente del estado y el estado de salud de las personas que se reúnen? ¿Por qué se usa incluso en la iglesia, desde los tiempos bíblicos hasta la actualidad? Seguramente la respuesta es obvia: todo está bien, aunque sea a tiempo y con moderación. Buen vino para la gastritis, incluido.

¿Se puede dar vino para la gastritis?

Las personas que sufren de inflamación de los órganos digestivos tienen un consumo limitado de alcohol. Algunos dudan si el vino puede usarse para la gastritis y la inflamación de otros órganos, incluso en cantidades mínimas.

En comparación con otro alcohol, los vinos son menos tóxicos. Además, en los vinos de calidad hay muchos ingredientes útiles, por lo tanto, no es el vino con gastritis lo que causa daño, sino su calidad y cantidad. Con una ingesta constante de vino, el estómago no actúa de la mejor manera:

  • Debilita la motilidad del esófago, relaja el esfínter, por lo que los alimentos ingresan al esófago e irritan la membrana mucosa.
  • Ralentiza la digestión de los alimentos, provoca estreñimiento.
  • Causa acidez estomacal.
  • Promueve el desarrollo de inflamación atrófica.

Si bebe vino poco y con poca frecuencia, puede obtener un resultado positivo: la aceleración del proceso digestivo y la evacuación de las masas sobregrabadas. Además, una bebida de calidad proporciona la prevención de infecciones peligrosas que causan salmonella y Pseudomonas aeruginosa.

Debe elegir de acuerdo con los siguientes criterios:

  • rojo o blanco seco;
  • fortificado y brillante no están permitidos;
  • Se prohíbe beber en ayunas.

Ahorrar en calidad no vale la pena, porque el tratamiento después de bebidas baratas todavía costará más. El vino debe consumirse después de un pequeño refrigerio al comienzo de la fiesta, y no con el estómago vacío. [1]

Vino para gastritis con baja acidez.

Alcohol y gastritis: conceptos, a primera vista, incompatibles. Después de todo, son las bebidas alcohólicas las que causan el inicio o la exacerbación del proceso inflamatorio en el estómago. Sin embargo, no todas las bebidas se pueden decir tan categóricamente. Se permite el vino con gastritis, pero teniendo en cuenta la gravedad de la enfermedad. Para que no cause una exacerbación, se deben seguir las reglas:

  • no beba con el estómago vacío;
  • no abuses;
  • elige calidad;
  • considere la combinación con drogas.

El rojo seco es la mejor opción de vino para la gastritis con baja acidez. El vino blanco en este sentido es inferior al tinto. Los antioxidantes pueden neutralizar los componentes dañinos de la bebida, los taninos tienen un efecto beneficioso sobre la membrana mucosa.

  • El vino de uva aumenta la actividad de las glándulas que producen ácido clorhídrico, por lo que es inapropiado en una dieta humana con alta acidez.

La cantidad permisible de alcohol para la inflamación del estómago es mínima. En diversas fuentes indican de 50 a 100 ml de vino por día. Además, no estamos hablando de una ingesta diaria: el consumo regular de alcohol está garantizado para garantizar un empeoramiento de la afección. Un efecto positivo es posible cuando se consume no más de una vez por semana.

Una vez finalizado el tratamiento, el paciente del departamento de gastroenterología debe seguir siendo cauteloso con el vino, para no provocar una recaída o exacerbación del proceso.

Vino con gastritis con alta acidez.

¿Siempre está justificado beber vino para la gastritis? Si la respuesta es no para cerveza, vodka, whisky, entonces con vino no es tan simple. El rojo seco contiene muchos componentes útiles, ayuda a combatir la microflora patógena. Sin embargo, la bebida contiene ácidos, pero ¿es necesaria una acidez adicional para un estómago inflamado?

Incluso un mínimo de vino con gastritis con alta acidez puede desencadenar un deterioro del proceso, porque:

  • causa acidez estomacal;
  • dilata los vasos sanguíneos, lo que puede provocar sangrado;
  • aumenta la inflamación y la probabilidad de una forma erosiva;
  • estimula la producción de ácido clorhídrico, lo que aumenta la acidez general del estómago.

En aquellos casos en que se permite el vino, debe seleccionarse y beberse correctamente. El vino tinto natural en pequeñas dosis actúa como antiséptico, tiene un sedante, relajante, analgésico. Proporciona al cuerpo un complejo vitamínico y mineral completo, mejora la digestión y alivia la inflamación aguda.

El vino seco es aceptable durante las comidas, después de llenar parcialmente el estómago con alimentos saludables. Debe recordarse que el vino también contiene etanol, que afecta negativamente el tracto digestivo, daña las membranas mucosas y afecta negativamente el sistema nervioso. No puede beber vinos fortificados y carbonatados, exceda la dosis permitida (50-100 ml, según algunas fuentes - 200 ml).

Vino con gastritis erosiva

Las personas con un estómago poco saludable tienen que cambiar su régimen y dieta habitual. Incluyendo - actitud hacia el alcohol. Con dolores, sentirse mal, esto sucede involuntariamente: a nadie se le ocurriría beber vino con gastritis, cuando está enfermo de la aparición de los alimentos y platos más neutrales y necesarios.

  • Cuando los síntomas agudos desaparecen y el estado de salud mejora, la persona pierde la vigilancia e intenta regresar a su estilo de vida anterior.

En este caso, existe un peligro real de recaída. Por lo tanto, los pacientes con cualquier forma de gastritis, incluida la crónica, deben tener cuidado con el alcohol: beber moderadamente o no beber en absoluto, elegir bebidas de alta calidad y no demasiado fuertes.

El vino con gastritis erosiva es un gran peligro. Las erosiones son heridas abiertas en las paredes de un órgano inflamado. Si alguna sustancia irritante, especialmente alcohol, entra en su superficie, la mucosa dañada reacciona con un dolor agudo, comparable a lo que se llama "verter sal en la herida". Un vaso de bebida fuerte es suficiente para dañar tanto el estado del estómago como el bienestar del paciente. Además del dolor insoportable que siente una persona, aumenta la profundidad y el área de propagación de la erosión.

El alcohol está estrictamente prohibido con inflamación atrófica. Además, el uso regular de espíritus es la causa de los cambios atróficos en los que el estómago pierde su funcionalidad y no digiere el contenido. Esta es una patología muy grave, que no es fácil de manejar.

¿Qué tipo de vino es posible con gastritis?

La corrección de la dieta es un vínculo importante en el tratamiento y la prevención de la gastritis. En presencia de síntomas agudos y molestias severas, no depende del alcohol. Cuando la molestia pasa y la persona vuelve al orden habitual, tarde o temprano, el tema del alcohol aparece en la agenda. ¿Qué tipo de vino es posible con gastritis? - la pregunta no está inactiva y no se puede responder en una palabra.

  • Algunos médicos consideran que el vino con gastritis es dañino. Otros insisten en la importancia de la calidad y cantidad de la bebida.

Con una exacerbación de la inflamación, el alcohol, una vez dentro del estómago, irrita aún más sus paredes. El grado de irritación depende del porcentaje de etanol: cuanto más, más fuerte. Por lo tanto, el alcohol que se bebe con el estómago vacío causa dolor intenso. Si una persona come la comida adecuada, entonces suaviza el impacto negativo de la bebida.

  • La incompatibilidad del alcohol con los antibióticos, que se prescribe al paciente para el tratamiento, también puede dañar.

El paciente puede experimentar vómitos y, en casos graves, sangrado e incluso accidente cerebrovascular. En general, si es posible, es mejor abstenerse por completo del alcohol. Sin embargo, si cae un festín, entonces para obtener placer y beneficiarse del vino, debe cumplir con las reglas desarrolladas. En particular, elija un vino natural caro de variedades rojas secas, beba una copa de vino no más de una vez al mes.

Vino tinto para gastritis

El vino tinto aceptable o no para la gastritis, depende de la etapa de la enfermedad, el porcentaje de alcohol, la calidad y la dosis de la bebida. Para aclarar cuándo y cuál del alcohol está permitido, preferiblemente por el médico tratante. Es solo un período de remisión, cuando al paciente no le molesta el dolor y otros síntomas de gastritis.

Es importante recordar que el vino para la gastritis es la excepción y no la regla. Y que la mayoría de las drogas no se combinan con el alcohol. Si se siente peor después de tomarlo, es mejor no automedicarse, sino informar a su médico al respecto.

En cualquier caso, debe comer antes de beber, puede usar uno de los alimentos grasos permitidos. Un plato caliente y bebidas de leche agria serán suficientes. Los bocadillos no deben ser picantes o salados. Se prefiere el caviar rojo, los huevos duros.

  • Según los expertos, el vino de uva seco en pequeños volúmenes afecta positivamente la condición del paciente.

Actúa antisépticamente sobre las bacterias y de manera calmante sobre el cuerpo en general. Una copa de vino satura el cuerpo con potasio, hierro, yodo, vitaminas B, C, antioxidantes, aminoácidos, y estos componentes mejoran el efecto terapéutico de los medicamentos en un estómago enfermo.

La porción permitida de vino tinto, según diversas fuentes, varía de 150 a 200 ml por mes. El producto debe ser de alta calidad, de un fabricante confiable, una marca verdaderamente seca. Dichos productos se producen en botellas de vidrio, bien tapadas. Las etiquetas brillantes y llamativas no son un indicador en absoluto: los fabricantes que saben lo que valen no usan más de tres colores en su diseño. Los vinos fortificados, el champán rojo y los vinos espumosos no valen la pena beber con gastritis.

Vino blanco para gastritis

En resumen, el vino blanco con gastritis no da nada bueno. Por la razón de que no tiene componentes que serían beneficiosos para los órganos digestivos. Dichas propiedades son inherentes a las variedades de uva oscura y, en consecuencia, a los productos vitivinícolas elaborados a partir de ellas.

Tomar vino blanco puede causar exacerbación y dolor de estómago. Lo mismo puede decirse de las bebidas de postre, que contienen demasiado exceso de azúcar.

  • El mejor vino natural para la gastritis es el rojo seco, aunque no vale la pena buscar la verdad en él. Es decir, asegúrese de beber hasta el fondo.

El vermut a veces se ofrece como aperitivo en las recepciones. Es un vino blanco con especias y hierbas saludables. Con la gastritis, se bebe lentamente, en pequeños sorbos, después de comer. Coma bocadillos, no fruta.

  • En cuanto a las personas sanas, un vaso de blanco no les hará daño. En comparación con el rojo, tiene sus propias ventajas: menos antioxidantes, pero se absorben mejor.

Muchas personas prefieren las variedades blancas debido al delicado sabor y aroma. Se usa no solo para la mesa festiva, sino también en la cocina y en la cosmetología. El concepto de "ramo" en la elaboración del vino depende de la variedad y la tecnología de procesamiento, por lo que los vinos blancos pueden ser secos, postres o espumosos.

El vino blanco estimula la digestión y el metabolismo, mejora el apetito, enriquece el cuerpo con microelementos, incluidos los que están ausentes en las materias primas de la uva. Contiene el 80% del agua útil obtenida de las bayas procesadas. En el estómago, el producto mata microbios, une venenos y toxinas.

Al igual que el rojo, la bebida de uva blanca es favorable para el trabajo del corazón y los vasos sanguíneos, la memoria y el pensamiento. Tiene otras ventajas, bajo una condición: si se bebe con poca frecuencia y poco a poco.

Vino seco para gastritis

Los vinos secos se consideran útiles porque no contienen exceso de azúcares y grados. En ellos, las propiedades antisépticas, antioxidantes y vitamínicas se manifiestan al máximo. Los vinos se combinan con quesos, pescado, frutas, dulces, bocadillos de carne ligera. Los vinos de uva secos para la gastritis son las bebidas preferidas de toda la variedad alcohólica.

  • Los beneficios de los vinos naturales con gastritis se manifiestan si no se abusa de ellos. Porque más de ninguna manera es mejor.

Las personas que consumen un buen vino lo mejor que pueden son menos propensas a las enfermedades cardiovasculares. La bebida de uva suprime la tendencia a la depresión, produce proteínas de alta densidad, promueve la absorción de componentes alimenticios saludables.

Con una dosis regular, el cuerpo se vitaminatiza y fortalece el sistema inmunológico. En una persona que consume vinos exclusivamente naturales, se mejora la memoria y el pensamiento, y se fortalecen los vasos del cerebro. Las bebidas secas también se recomiendan para la prevención de la aterosclerosis y la enfermedad de Alzheimer.

Hay una otra cara de la moneda. El vino contiene azúcar, que es perjudicial para los diabéticos. Está prohibido beber alcohol a mujeres embarazadas y lactantes, personas con gota, problemas crónicos de riñón e hígado. El vino seco tiene componentes alérgicos que pueden causar reacciones en personas propensas a tales manifestaciones.

Vino casero para gastritis

Antes de incluir vino con gastritis en la dieta, debe consultar a un médico. Después de todo, nadie ha cancelado reacciones individuales impredecibles a un producto de fermentación específico, que es una bebida alcohólica de uva.

  • El vino natural casero para la gastritis, elaborado con materias primas ecológicas de alta calidad, no contiene exceso de azúcar, conservantes ni otros productos químicos.

La uva roja es útil para la prevención de anemia, deficiencia de vitaminas, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, disminuye la presión arterial y el colesterol. Hot ayuda a tratar los resfriados. Al igual que los vinos industriales de alta calidad, neutraliza las grasas y sales depositadas en los riñones. Tiene propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias.

El vino de manzana contiene yodo, que es necesario para la glándula tiroides. Los vinos de moras, grosellas, chokeberries fortalecen los vasos sanguíneos. Las bebidas de arándanos, fresas y frambuesas enriquecen el cuerpo con hierro. Las bebidas de frutas caseras aumentan las defensas.

  • Todas estas cualidades positivas se manifiestan con una ingesta moderada. Una sobredosis de vinos caseros tiene el efecto completamente opuesto y causa un daño irreparable a la salud.

Beber vino debe ser después de las comidas, en pequeños sorbos, un máximo de 200 ml por mes. No puede combinarlo con antibióticos y beber en el período agudo de gastritis.

Beneficios

Más recientemente, la cuestión de los beneficios del vino ha sido controvertida. Los amantes del vino presentaron argumentos a favor de un gran beneficio, sus oponentes argumentaron lo contrario, argumentando que el alcohol es perjudicial en principio. Aún otros se inclinaban a creer que había un beneficio, pero no sustancial. Como dicen, todos tenían razón en parte.

  • Hace unos años, los científicos franceses en una forma de investigación trajeron el efecto positivo del vino tinto, especialmente al comer alimentos ricos en calorías grasos y dulces, típicos de la cocina nacional.

Son estos platos los que prueban los franceses, junto con una adicción nacional a los vinos de su propia producción. Parece que este estudio puso fin a las disputas sobre el "vino".

Brevemente, la esencia es la siguiente. Durante 30 años, científicos de dos universidades observaron a 35,000 franceses y concluyeron: los más saludables son aquellos que beben dosis moderadas de vino. La palabra clave, por supuesto, es moderada.

La dosis útil, con el uso diario, no es más de 50 g. Por lo tanto, los franceses tienen menos problemas cardiovasculares y digestivos que otros europeos. Los científicos atribuyen el efecto beneficioso del resveratrol al cuerpo, que se encuentra en la piel de uva y los vinos tintos. Gracias a él, la bebida reduce el riesgo de diabetes, oncología, demencia, prolonga la vida.

Los beneficios del vino tinto seco son proporcionados por vitaminas, minerales, especialmente hierro, catequinas, polifenoles, melatonina. Esta composición tiene múltiples efectos: estimula el metabolismo, la digestión de alimentos pesados, regula los niveles de azúcar, trata la deficiencia de vitaminas y la anemia, y mejora la inmunidad. Proporciona la prevención de osteoporosis, insomnio, obesidad, trastornos intestinales. El vino caliente con especias es útil para la neumonía, la bronquitis, la tuberculosis y los resfriados. 

Se ha demostrado que el vino tinto y el té verde previenen el daño al epitelio gástrico causado por H. Pylori. [2]

Contraindicaciones

Si el paciente sufre alguna enfermedad grave y toma medicamentos, entonces esta es una clara contraindicación para beber alcohol. La mayoría de los medicamentos para la gastritis también son incompatibles con el alcohol. El alcohol también es inapropiado durante una recaída de gastritis.

El vino con gastritis en dosis altas es claramente dañino, en cantidades permitidas solo se permite con remisión y buena salud. Estamos hablando de pacientes adultos, pero no de niños y no de adolescentes, porque el vino y el alcohol más fuerte afectan negativamente el cerebro, la psique y la condición física del organismo en formación.

  • El alcohol está contraindicado durante el embarazo y la lactancia, ya que causa defectos irreversibles en la médula espinal y el cerebro de un organismo pequeño.

No beber con intolerancia al alcohol. Si la recepción de la bebida permitida en el momento permitido causó dolor y mal estado, entonces debe abandonarse en el futuro.

Los rumores de que las bebidas fuertes alivian el dolor y ayudan a curar las heridas estomacales también son infundadas. De hecho, el alcohol de alto grado es una sustancia agresiva, irrita mucho el estómago. Incluso si el dolor se calma un poco por primera vez, definitivamente volverá a aparecer y será mucho más fuerte. Si entra al cuerpo ocasionalmente, entonces la mucosa se restaura. Con uso diario: no tiene tiempo y comienza a doler. Por lo tanto, es el alcohol la causa de la gastritis en muchos pacientes.

Complicaciones después del procedimiento

Si una persona bebe vinos dulces, las posibles complicaciones pueden volverse reales. En particular, existe una alta probabilidad de formación de cálculos renales. El vino seco, por otro lado, elimina los oxalatos que forman estas piedras.

El vino para la gastritis no debe ser abusado. Una porción de más de 50 ml se considera dañina. Las complicaciones están asociadas con la presencia de los siguientes componentes en una bebida:

  • alérgenos (levadura, polen, histaminas);
  • dióxido de azufre, que causa asma en asmáticos;
  • polifenoles que pueden causar migrañas en las personas propensas a esta enfermedad.

Cuando se abusa, las toxinas del alcohol se acumulan en el hígado, lo que con el tiempo a menudo conduce a la cirrosis.

¿Vino o vodka para la gastritis?

Cuando una persona comienza a elegir, vierta vino o vodka con gastritis en un vaso, luego ha llegado la remisión y su condición ha mejorado. No te preocupes por el dolor, hay apetito, digestión normal.

  • El alcohol absolutamente inofensivo no existe, pero si lo rechazas insoportable, entonces eligen un mal menor.

Algunos creen que las bebidas con bajo contenido de alcohol no son tan dañinas como las fuertes, otros: que el vodka, el coñac o el vino con gastritis es casi una cura para un órgano enfermo.

Si hablamos de vino y vodka, las reglas para su uso son las mismas. Tampoco beba con el estómago vacío: primero debe comer. No hace falta decir que estamos hablando de bebidas de calidad: vodka sin aceites de fusel, vino, sin la adición de alcohol y gas. Varios cócteles, cerveza sin vida, licores, tónicos, tinturas están categóricamente excluidos del menú de alcohol.

  • El consumo sustituto es generalmente peligroso, no solo para los enfermos, sino también para las personas sanas.

La dosis de alcohol es mínima. Durante la noche, puede permitirse hasta 40 ml de vodka o hasta 100 ml de vino. Los refrigerios no deben ser demasiado pesados ni platos picantes.

  • Si un paciente es diagnosticado con úlcera péptica, entonces el vodka está claramente prohibido.

Los mitos de que el alcohol promueve la cicatrización de la mucosa no resisten las críticas. El vodka no solo no cura, sino que puede provocar la perforación o la degeneración de una úlcera en un tumor maligno.

Médicos, científicos, nutricionistas, fabricantes han estado debatiendo el vino durante décadas. Quizás solo el café causa la misma controversia. Sin embargo, en la mayoría de los países del mundo beben los dos, donde más, donde menos. Lo mejor es prescindir del vino para la gastritis. Si la condición del estómago curado le permite beber ocasionalmente, entonces el vaso debe tener vino tinto real en una dosis adecuada para la digestión y la salud en general. Los vinos fortificados y carbonatados están completamente excluidos del menú gastroenterológico.

You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.