^

Salud

You are here

A
A
A

Síndrome de Lennox-Gasto

 

El síndrome de Lennox-Gastaut es una de las formas de epilepsia. Consideremos las características de la patología, los métodos del diagnóstico y el tratamiento, también la previsión sobre la convalecencia.

La forma generalizada de epilepsia surge de las lesiones del SNC durante el desarrollo intrauterino y los factores negativos que surgen durante el proceso de nacimiento y después de éste. El trastorno neurológico generalmente se diagnostica en niños de 1 a 5 años, como norma, en niños. Muy a menudo es el resultado de la transformación de la encefalopatía infantil y el síndrome de Vest. Por lo tanto, se refiere a formas de neuralgia dependientes de la edad y resistentes a la terapia.

Porque la enfermedad se caracteriza por una combinación de convulsiones atónicas y tónicas, retraso en el desarrollo mental y ausencia atípica. A medida que el paciente crece, la naturaleza de las convulsiones también cambia, aparecen crisis secundarias generalizadas y parciales. En la mayoría de los casos, el trastorno tiene un mal pronóstico, ya que prácticamente no se presta para completar la curación.

Causas de síndrome de Lennox-Gasto

Lo que provoca el desarrollo de trastornos neurológicos serios aún se desconoce. Las causas del síndrome de Lennox-gasto están asociadas con la actividad epiléptica en el cerebro, la estructura de la membrana de las células cerebrales y sus características químicas. Debido a las extensas manifestaciones clínicas, el trastorno es difícil de reducir a un factor. Por lo tanto, en el 70% de los casos, la causa permanece sin resolver, a pesar de un examen neurológico exhaustivo.

Hay una serie de factores que pueden provocar una forma generalizada de epilepsia:

  • Anomalías en el desarrollo del cerebro.
  • Enfermedades patológicas congénitas del sistema nervioso central y el cerebro.
  • Nacimiento prematuro y asfixia durante el proceso de nacimiento.
  • Trauma del SNC en el período perinatal.
  • Enfermedades infecciosas graves pospuestas (rubéola, meningitis, encefalitis).
  • Lesiones craneoencefálicas y trastornos de la circulación sanguínea causados por ellos.
  • Tumores y abscesos del cerebro
  • Sobreesfuerzo psico-emocional frecuente.
  • Exceso de trabajo y estrés
  • Cambio en las condiciones climáticas.

Dependiendo de la edad del paciente, el médico puede suponer algunas u otras causas del síndrome de LH. Si la enfermedad apareció antes de los 20 años, la causa probablemente esté relacionada con daño cerebral durante el embarazo o el parto. Si las convulsiones ocurrieron después de 25 años, pueden estar asociadas con tumores cerebrales o alteración de la circulación sanguínea. Considere las posibles causas del síndrome por categoría de edad:

Edad

Motivo

0-2 años

Hipoxia e isquemia en el período perinatal

Lesiones de nacimiento

Trastornos metabólicos y genéticos

Trastornos idiopáticos

Infección aguda

2-12 años de edad

Trauma craneoencefálico

Infecciones

12-18 años de edad

Trastornos idiopáticos

Varias lesiones

Malformaciones arteriovenosas

El síndrome de abstinencia con alcohol o drogas fuertes

18-35 años de edad

Lesiones

Tumores del cerebro

Alcoholismo y drogadicción

> 35 años de edad

Tumores y lesiones vasculares del cerebro

Alcoholismo

Trastornos metabólicos

Lesiones

De acuerdo con la investigación médica, las convulsiones focales se basan en lesiones de una o más áreas del cerebro, en contraste con las generalizadas. Pero ambos tipos de violaciones requieren un examen de diagnóstico exhaustivo.

Patogenesia

El factor determinante en el desarrollo del síndrome es la encefalopatía difusa en el cerebro. La patogénesis es un mecanismo claro de procesos fisiopatológicos. La aparición de convulsiones se asocia con el funcionamiento de los lóbulos frontales del cerebro, donde se producen muchas reacciones bioquímicas. La frecuencia y naturaleza de las crisis epilépticas depende de su condición. Otro factor es la edad del niño, cuando se alcanza, los lóbulos frontales se forman y maduran. Esto explica la coincidencia del período de aparición de la enfermedad y la maduración de los lóbulos frontales.

De acuerdo con la sintomatología y el curso clínico, el defecto se refiere a la naturaleza epiléptica de la encefalopatía. Es decir, esta enfermedad se considera una forma de transición entre la epilepsia y el estado epiléptico completo. En el 30% de los casos, los síntomas no están relacionados con las patologías existentes del cerebro, lo que puede indicar una naturaleza idiopática de la enfermedad. Esto requiere un diagnóstico diferencial, ya que puede indicar un daño grave al sistema nervioso central y al cerebro. En otros casos, estos son ataques sintomáticos causados por daño cerebral severo. Las infracciones pueden ser causadas por enfermedades infecciosas, traumas o géneros pesados.

Al comienzo del desarrollo del síndrome, el paciente se registra con señales focales en el cerebro, que indican la participación de las estructuras subcorticales en el proceso patológico. Importancia significativa es la actividad de las ondas cerebrales, ya que afecta negativamente a su funcionamiento y causa deterioro cognitivo, que se manifiesta como convulsiones epilépticas.

Síntomas de síndrome de Lennox-Gasto

El trastorno neurológico se desarrolla con mayor frecuencia en pacientes entre las edades de 2 a 8 años del sexo masculino. Los síntomas del síndrome de Lennox-gasto se caracterizan por un inicio repentino de convulsiones sin razón aparente.

Los principales signos de la enfermedad:

  • Ralentiza el desarrollo psicomotor o la falta de él
  • Violaciones del desarrollo intelectual
  • Trastornos de conducta (hiperactividad, agresión)
  • Anteriormente, pubertad e hipersexidad
  • Autismo y rasgos antisociales
  • Psicosis crónica

Pero en la mayoría de los casos, el trastorno no tiene signos neurológicos pronunciados. La sintomatología depende de la localización y el alcance de la patología. Con mucha frecuencia, los pacientes experimentan síntomas motores, es decir, espasmos de diferentes grupos musculares. Los ataques son de corta duración y dependen del tejido muscular participante. Vamos a considerarlos con más detalle:

  • Tónico: la musculatura del tronco, el cuello y las extremidades están involucradas en el proceso patológico. Esto se manifiesta como un torso agudo, asentir, empujar las piernas o estirar los brazos. Las convulsiones duran desde unos pocos segundos hasta un minuto, con mayor frecuencia ocurren durante el sueño o la vigilia.
  • Ausencias atípicas: no están acompañadas de calambres, pero se caracterizan por pérdida de conciencia, boca entreabierta, contracción de los músculos faciales, labios y párpados. Aparecer muy a menudo, como regla, durante el período de vigilia, es decir, durante el día. Duran menos de cinco segundos, por lo que son invisibles para los demás.
  • Ataques epilépticos de caídas: sacudidas, levantamiento agudo de los hombros y estiramiento de manos, sentadillas, torso del tronco, caídas hacia adelante. Los ataques son fugaces, sin perturbación de la conciencia.

Además de las convulsiones antes descritas pueden ocurrir: mioclónicos (espasmos musculares y de las extremidades) y tónico-clónicos generalizados. El polimorfismo de los síntomas es una característica distintiva del síndrome de Lennox-gasto. Cada tipo de ataque tiene su propia imagen de diagnóstico.

Primeros signos

El síntoma principal de la forma generalizada de la epilepsia son los calambres de naturaleza diferente. Los primeros signos se manifiestan como espasmos a corto plazo de diferentes partes del cuerpo. Para los pacientes caracterizados por retraso mental, luego comienzan a escribir, leer y hablar. A una edad más avanzada, el retraso mental puede retrasarse. El estado de estupor se caracteriza por una transición sin problemas a la epilepsia, la personalidad y los trastornos cognitivos.

Los ataques aparecen como sacudidas involuntarias en todo el cuerpo o en las extremidades, una tensión aguda en los músculos del tronco, las manos o los pies y su contracción. El peligro particular está representado por caídas causadas por la pérdida temporal del tono muscular. Muy a menudo, las convulsiones ocurren por la noche. La mayoría de los pacientes experimentan impulsividad, falta de instinto de autoconservación y atención hacia sí mismos.

Síndrome de Lennox-Gastaut en niños

Los primeros síntomas del síndrome de Lennox-gasto en niños aparecen en 1-2 años. La principal manifestación clínica es la ataxia cerebelosa, la alteración de la coordinación de los movimientos y el habla, el temblor intencional. A la edad de 10 años, los pacientes pierden la capacidad de moverse de forma independiente. La violación de la consistencia de los movimientos se puede combinar con hipotensión muscular difusa, trastornos del movimiento ocular y disminución de los reflejos tendinosos. En etapas posteriores, hay una violación del desarrollo mental e intelectual.

En los niños con una forma generalizada de epilepsia, las convulsiones (atónicas, ausentes y tónicas) son diferentes en frecuencia y apariencia. La causa de la enfermedad puede ser anomalías congénitas en el desarrollo del cerebro y del SNC, traumatismos en el proceso del parto, tumores cerebrales y otras patologías. Dependiendo de la causa, estas formas del síndrome de Lennox-Gastaut se distinguen:

  • Secundario (clásico): ocurre en el contexto de daño cerebral (trauma de nacimiento), enfermedades, tumores.
  • Primario (idiopático): no tiene una causa claramente establecida.

En la mayoría de los pacientes de la edad infantil, hay una infracción de la inteligencia y la demora del desarrollo psicomotor. Esto se manifiesta como un comportamiento alterado, impulsividad, falta de autoconservación, autismo, la necesidad de una mayor atención. Debido a la demora en el desarrollo, la probabilidad de inteligencia normal es extremadamente pequeña. El principal problema está relacionado con la falta de formación de habilidades y el cese total o parcial de la asimilación de información. Según las estadísticas médicas, la mitad de los pacientes no tienen habilidades de autoservicio, y una cuarta parte de los que sobreviven a la adolescencia se enfrentan a problemas emocionales y sociales.

Autismo, hiperactividad, déficit de atención, cambios frecuentes de humor, una tendencia a la agresión, problemas con la adaptación en una sociedad también pueden surgir. Existe una relación definida entre la edad del niño y la aparición de convulsiones. Cuanto antes comenzó a manifestarse el síndrome, mayor es la disminución de la inteligencia.

La enfermedad se diagnostica en base a un análisis de convulsiones generalizadas. La tarea del médico es corregir y controlar las convulsiones e identificar las ausencias atípicas. El pronóstico para los niños es pesado, pero variable. Por lo tanto, el alivio completo del trastorno con la ayuda de la terapia farmacológica ocurre en 10-20% de los casos. Los ataques mioclínicos sin patologías cerebrales y del SNC severas son susceptibles de terapia, en contraste con los ataques tónicos con una fuerte disminución de la inteligencia.

Síndrome de Lennox-Gastaut en adultos

Los retrocesos involuntarios, la pérdida de conciencia y la pérdida periódica del tono muscular son síntomas indicativos del síndrome de Lennox-gasto. En adultos, puede ser causado por un trauma craneoencefálico, trastornos agudos de la circulación cerebral o hemorragias, varios tumores, quistes, parvadas y aneurismas cerebrales. La meningitis, la encefalitis y el daño cerebral debido a las drogas o el alcohol también pueden provocar frustración.

En la mayoría de los casos, los epíndulos generalizados van acompañados de una alteración de la conciencia, es decir, el paciente no recuerda lo que le sucedió. Los ataques en adultos se dividen en varios grupos, según la sintomatología que los acompaña:

  • Absents - una pérdida repentina de la conciencia durante 5-15 segundos. Si otros síntomas se unen al desmayo (gira el ojo, apoya los párpados y la nariz, lamer los labios, las palpitaciones y la respiración), entonces esta es una ausencia complicada.
  • Mioclónico: contracciones musculares pronunciadas, espasmos, inclinación de la cabeza, caída hasta las rodillas.
  • Las convulsiones tónico-clónicas-tónicas causan una caída, una contracción convulsiva de los músculos de la laringe y los músculos masticatorios, un tronco arqueado. La convulsión dura de 15 segundos a 1-2 minutos.
  • Tónico: espasmos musculares de 5 a 30 segundos (extensión del cuello, extremidades y tronco).
  • Astatic: pérdida repentina de tono muscular en cualquier parte del cuerpo. Esto puede manifestarse como una caída en la mandíbula, una caída en la cabeza o una caída completa del cuerpo, desvaneciéndose en una posición durante un par de segundos.
  • Clónico: ocurre muy raramente, similar a las convulsiones tónico-clónicas, solo fluye sin la primera fase.

Sobre esta base, los signos del síndrome de Lennox-gasto en adultos no siempre aparecen como convulsiones o pérdida de conciencia. Si las convulsiones duran más de 30 minutos o las convulsiones ocurren una tras otra, esto indica un estado epiléptico grave, que pone en peligro la vida. El principal peligro de la enfermedad es que las neuronas mueren durante las convulsiones. Esto puede conducir a un cambio epiléptico en la personalidad. Los pacientes se vuelven agresivos, groseros, pedantes, sin tacto, melancólicos, emocionales. En este caso, hay una ralentización en el pensamiento.

El trastorno neurológico en adultos es incurable. Pero con el tipo correcto de convulsiones y diagnóstico, la patología puede tratarse con medicamentos. El uso regular de medicamentos antiepilépticos minimiza los ataques epilépticos, lo que le permite volver a la vida normal.

Complicaciones y consecuencias

El síndrome de Lennox-gasto es una enfermedad compleja, cuya curación completa es imposible. Los efectos de la patología se hacen sentir a lo largo de la vida, incluso bajo la condición de alivio de las convulsiones inducido por fármacos. Muy a menudo, los pacientes enfrentan tales problemas:

  • Inferioridad Mental
  • Violación de la adaptación laboral y social
  • Trastornos intelectuales y del comportamiento
  • Cambios en la psique
  • Lesiones frecuentes y accidentes debido a las convulsiones
  • Problemas psicológicos

En la mayoría de los casos, las consecuencias son de naturaleza social. Si un niño enfermo en la escuela ha tenido un ataque, entonces puede convertirse en un paria entre pares. A pesar de que el trastorno no es contagioso, no todas las personas responden normalmente a sus manifestaciones. Bajo la restricción de actividad física. La actividad física extenuante puede provocar un ataque, causando trauma o consecuencias más peligrosas e irreparables.

Se presta especial atención a las mujeres con el síndrome que planean un embarazo. El ginecólogo debe conocer el diagnóstico de la futura madre en la etapa de planificación del niño a fin de crear todas las condiciones para la preservación del feto. La consulta de genética médica es obligatoria. Las consecuencias de un trastorno neurológico causan una serie de dificultades en la vida diaria, pero con la observación de las recomendaciones médicas y la terapia con medicamentos es posible mejorar la condición del paciente.

Complicaciones

Si la enfermedad se detectó en la infancia, a medida que el niño crece, los síntomas del síndrome no solo persisten, sino que, sin el tratamiento adecuado, comienzan a progresar. Las complicaciones se asocian con una disminución persistente en la inteligencia, convulsiones periódicas y pérdida de la capacidad de autoservicio.

Considere las principales complicaciones de la forma generalizada de epilepsia:

  • Estado epiléptico: entre convulsiones hay poco tiempo, hay muchas violaciones diferentes en el trabajo de los órganos internos. La mayoría de las complicaciones afectan el sistema cardiovascular y respiratorio, lo que puede causar la muerte.
  • Lesiones: durante un ataque, los músculos se tensan o se relajan involuntariamente, lo que provoca caídas y traumas. Una caída brusca es el riesgo de fractura de las extremidades o fractura por compresión de la columna vertebral. Debido a las convulsiones, las lesiones se encuentran en la lengua y las mejillas, ya que durante el ataque el paciente puede morderlas.
  • Trastornos mentales: los pacientes a menudo viven en un estado de depresión, asocial y aislado de la sociedad.
  • Edema pulmonar neurogénico: el funcionamiento patológico del sistema nervioso provoca un aumento de la presión arterial. El edema se desarrolla debido al aumento de la presión en la aurícula izquierda y la falta de oxígeno.
  • Muerte súbita: la muerte puede ocurrir durante un ataque acompañado de convulsiones extensas.
  • El síndrome es especialmente peligroso para las mujeres embarazadas, ya que sus ataques pueden provocar un parto prematuro o un aborto espontáneo. Además, el uso de anticonvulsivos durante el período de gestación amenaza el desarrollo de malformaciones congénitas en el niño.

Además de las complicaciones anteriores, pueden surgir problemas con el uso de medicamentos antiepilépticos. Esto se encuentra entre el 7 y el 25% de los pacientes de diferentes edades. Mayoría de los casos las complicaciones tóxicas (estreñimiento, disminución de la temperatura corporal y el tono muscular), reacción alérgica (falta de aliento, urticaria, fatiga, dermatitis), y las complicaciones metabólicas (trastornos del sueño, irritabilidad y nerviosismo, letargo).

El objetivo principal de un tratamiento designado por un médico es mejorar la calidad de vida del paciente y minimizar la aparición de convulsiones. La renuncia del tratamiento o el cambio independiente del esquema designado o propuesto o el plan de la terapia lleva a que el síndrome lennoksa-gasto se transforma en la forma más seria de la epilepsia.

Diagnostico de síndrome de Lennox-Gasto

Si los diversos síntomas neurológicos se dejan sentir por un largo período de tiempo, entonces vale la pena ver a un médico, ya que esto puede indicar signos de una patología grave. El diagnóstico del síndrome de Lennox-gasto se basa en las manifestaciones clínicas de la enfermedad y la colección de anamnesis. Consiste en:

  1. Colección de anamnesis y análisis de quejas:
  • Cuando los síntomas del síndrome aparecieron por primera vez.
  • Cómo se realizó el parto, si fueron difíciles, prolongados o traumáticos.
  • ¿Hay una predisposición hereditaria?
  • Correspondencia del nivel con el desarrollo de la edad.
  1. Examen neurológico:
  • Presencia de patologías del SNC fuera del ataque.
  • Cuestionamiento para determinar el nivel de desarrollo mental.
  1. Diagnóstico instrumental y de laboratorio
  • Análisis
  • Electroencefalografía.
  • Tomografía computarizada
  • Imagen de resonancia magnética.

La consulta con el epileptólogo es obligatoria. El médico presta atención a la presencia de convulsiones generalizadas, identifica convulsiones tónicas y ausencias atípicas. El examen se lleva a cabo durante la vigilia y el sueño. Esto nos permite identificar la disfunción cognitiva del cerebro.

Análisis

Si sospecha un trastorno neurológico, debe someterse a una serie de procedimientos de diagnóstico. Los análisis están incluidos en este complejo y son:

  • Análisis bioquímico y general de sangre
  • Estudio del nivel de azúcar en la sangre
  • Punción espinal
  • Análisis de enfermedades infecciosas
  • Pruebas funcionales del hígado y los riñones

Usando un análisis de sangre estándar, es posible determinar si las convulsiones están asociadas con hipoglucemia, hiper / hipocalcemia o hiper / hiponatremia. Si se detectan trastornos bioquímicos, se asignará su corrección. Los análisis nos permiten establecer causas menos comunes de la enfermedad, por ejemplo: tirotoxicosis, intoxicación con plomo o arsénico, porfiria intermitente.

Los síntomas del síndrome de Lennox-gasto en pacientes de edad avanzada pueden indicar una alteración aguda de la circulación cerebral o actuar como consecuencia de un ataque cardíaco. Por lo tanto, los diagnósticos de laboratorio estarán dirigidos a confirmar estos supuestos. Si se producen convulsiones tónico-clónicas generalizadas en pacientes sin desviaciones del SNC, esto puede indicar falta de sueño. Esto se encuentra en los estudiantes, las personas que trabajan en el turno de noche, los militares. Si los análisis no revelaron desviaciones después de una única convulsión, no se requiere tratamiento adicional.

Si no hay patologías después de todo el complejo de pruebas, lo más probable es que las convulsiones sean idiopáticas. Se realiza un diagnóstico similar para ataques múltiples, que pueden deberse a lesiones graves del SNC o tumores en el cerebro.

Diagnóstico instrumental

El examen con sospecha de una forma generalizada de epilepsia consiste en un conjunto de procedimientos diferentes. El diagnóstico instrumental es necesario para confirmar los resultados de los análisis y otros tipos de investigación. Está representado por dichos métodos:

  1. La electroencefalografía es el registro de la actividad cerebral, es decir, la medición de las ondas cerebrales. Se lleva a cabo en un estado de sueño y vigilia para rastrear la frecuencia de aparición de convulsiones. En el síndrome de Lennox-gasto, se observan ondas agudas lentas difusas.
    • EEG interictal: revela actividad convulsiva. Esto se manifiesta como una desaceleración de la actividad de fondo, complejos de ondas pico con una frecuencia de <2.5 Hz y paroxismos de ritmos rápidos.
    • Ectal EEG: depende del tipo de convulsiones. Tonic se muestran como paroxismos rápida actividad> 2 Hz, ausencias atípicas - punta-onda lenta con frecuencia <2,5 Hz, mioclónica - polipunta y atónico - paroxismos actividad rápida, los picos (ondas lentas).
  2. Videoelectroencefalografía: se realiza en un entorno hospitalario, ya que el paciente debe estar bajo vigilancia constante por un médico. Se prescribe para el diagnóstico primario y después de la terapia ineficaz.
  3. Tomografía computarizada: la exploración cerebral se refiere a los métodos de visualización. Determina la presencia de cambios patológicos, hace posible examinar el estado de los tejidos blandos y las estructuras óseas en tiempo real.
  4. Imagen de resonancia magnética: este método se prescribe a pacientes con convulsiones no causadas, problemas mentales o motores significativos. Usando la resonancia magnética, puede determinar la necesidad de un tratamiento quirúrgico.

Además de los métodos instrumentales descritos anteriormente, la tomografía por emisión de positrones puede usarse en el proceso de diagnóstico. Detecta cicatrices y lesiones en el cerebro en áreas donde ocurren convulsiones. La tomografía computarizada por emisión de fotón único se realiza cuando es necesaria la intervención quirúrgica. Con su ayuda, el médico determina qué parte del cerebro se va a extraer. Ambos métodos se realizan junto con MRI.

Diagnóstico diferencial

Cualquier trastorno neurológico requiere un enfoque de diagnóstico integral. Esto se debe a que muchas patologías tienen síntomas similares. El diagnóstico diferencial del síndrome de Lennox-gasto se lleva a cabo con:

  • Eventos no epilépticos.
  • Encefalopatía epiléptica
  • Epilepsia con ataques mioclónicos-astaticos.
  • Enfermedad de Recklinghausen.
  • Neurofibromatosis.
  • El síndrome de Louis-Bar.
  • Esclerosis tuberosa

La tarea de los médicos es excluir cualquier condición que cause ataques epilépticos generalizados, y esto puede ser:

  • Migraña: los dolores de cabeza severos con aumento de la ansiedad y los calambres por error se pueden confundir con la neurología.
  • El desmayo es una pérdida de conciencia a corto plazo, durante la cual disminuye el flujo de sangre al cerebro. Muy a menudo, se diagnostica incorrectamente y se toma para un ataque de epilepsia, a pesar del hecho de que los pacientes no tienen contracciones rítmicas y relajación muscular.
  • Estado de pánico: las crisis parciales en algunos casos pueden parecerse a un trastorno de pánico. Sus síntomas incluyen: ritmo cardíaco acelerado, sudoración excesiva, asfixia, dolores en el pecho, escalofríos, temblor, miedo a la muerte.
  • Trastornos del sueño: la narcolepsia se acompaña de una pérdida repentina del tono muscular y un aumento de la somnolencia diurna, por lo que puede confundirse con los síntomas del síndrome.

Con base en los resultados de las actividades de diagnóstico, el médico elige el método de tratamiento más efectivo y seguro.

¿A quién contactar?

Tratamiento de síndrome de Lennox-Gasto

El principal problema que enfrentan los médicos en el tratamiento del síndrome de Lennox-gasto es su resistencia a cualquier tipo de terapia. Por lo tanto, incluso con un diagnóstico oportuno y un esquema diseñado adecuadamente, el pronóstico sigue siendo grave. Pero gracias a un enfoque integral, la condición del paciente se puede mejorar. Para hacer esto, use los siguientes métodos:

  • Cirugía: la cirugía tiene como objetivo la extirpación de un tumor o esclerosis tuberosa, es decir, un sustrato orgánico de la patología. En algunos casos, se utiliza un cuerpo calloso y se usa la estimulación del nervio vago.
  • Terapia farmacológica: al paciente se le recetan una serie de anticonvulsivos con un amplio espectro de acción. Al principio, la monoterapia con una conexión gradual de otras drogas es efectiva. Si hay mejoras, se añaden medicamentos que son efectivos contra ciertos tipos de convulsiones para detener los síntomas patológicos. Es obligatorio tomar fondos para mejorar los procesos metabólicos en el cerebro.
  • La fisioterapia consiste en masajes, ejercicios de fisioterapia, acupuntura y otros procedimientos que tienen como objetivo prevenir la aparición del síndrome y minimizar sus efectos patológicos en el cuerpo. Para corregir retrasos en el desarrollo, las sesiones regulares se llevan a cabo con un psicólogo, maestros y terapeuta del habla.

Pero incluso la aplicación del complejo descrito anteriormente no garantiza una mejora en la condición del paciente, que se observa en el 14% de los casos. Según las estadísticas médicas, alrededor del 10% de los niños muere dentro de los primeros 10 años de vida. En el 100% de los casos, se diagnostica un grado diferente de deterioro del comportamiento y la inteligencia.

Además de los métodos anteriores, existen varios métodos experimentales para tratar la forma generalizada de la epilepsia:

  • Estimulación profunda del cerebro: la generación de impulsos se dirige a la parte del cerebro que produce ataques epilépticos. Los resultados del método mostraron un resultado positivo.
  • Neuroimplantación: el cerebro está implantado con dispositivos estimulantes que detectan las convulsiones a través de la estimulación eléctrica del cerebro y los detienen. De acuerdo con esta técnica, se ha desarrollado la estimulación de los nervios trigéminos implicados en la supresión de las crisis convulsivas.
  • Radiocirugía estereotáctica: con la ayuda de rayos de radiación enfocados, las lesiones se eliminan en la profundidad del cerebro. Este método le permite abandonar la cirugía abierta, minimizando el trauma del paciente.

Se presta especial atención al alivio de las convulsiones, que van acompañadas de caídas. Porque esto agrava el grado de encefalopatía epiléptica. A medida que el paciente crece, las principales direcciones del tratamiento permanecen sin cambios, solo aumenta la necesidad de usar medicamentos que reducen los efectos secundarios del síndrome. En este caso, el control completo de las convulsiones es poco probable.

Tratamiento medicinal

El tratamiento del síndrome de Lennox-gasto requiere medicamentos obligatorios para pacientes de todas las edades. Los medicamentos son seleccionados por un médico según los resultados del diagnóstico. Al elegir medicamentos, tenga en cuenta el tipo de convulsiones, su duración y otras características de la enfermedad. Los medicamentos básicos son derivados del ácido valproico. Además, se pueden recetar: benzodiazepinas, succinimidas y otros agentes. Si hay resistencia absoluta a los medicamentos anteriores, entonces la terapia hormonal se lleva a cabo en combinación con anticonvulsivantes.

Considere las populares drogas antiepilépticas:

  1. Valproato de sodio

Anticonvulsivo en forma de tabletas 300/500 mg. El principio activo es valproato de sodio, auxiliares: hipromelosa, copoliividona, estearato de magnesio, dióxido de titanio, opadrai y otros. El mecanismo de acción se asocia con un aumento en la concentración del neurotransmisor inhibitorio GABA en el sistema nervioso central. Los componentes activos afectan los canales de potasio y sodio de las membranas neuronales.

Después de la administración oral, se absorbe rápida y completamente en el intestino delgado. Alrededor del 95% del valproato de sodio se une a las proteínas de la sangre y se distribuye por todo el cuerpo. Metabolizado en el hígado, excretado en forma de metabolitos con orina. Vida media de 12-16 horas.

  • Indicaciones de uso: convulsiones epilépticas generalizadas, ausencias, convulsiones tónico-clónicas, convulsiones atónicas y mioclónicas. Las tabletas se pueden usar como terapia auxiliar para ataques focales y parciales.
  • El método de administración y la dosis dependen de la respuesta clínica al medicamento y los síntomas del síndrome. En la etapa inicial de la terapia, se indica una dosis mínima para controlar las convulsiones. Los adultos asignan 600 mg por día con un aumento gradual en la dosis cada 5-7 días hasta el cese completo de las convulsiones. La dosis de mantenimiento es 1000-2000 mg por día, la dosis máxima diaria es de 2500 mg. La dosis para niños y pacientes de edad avanzada es calculada por el médico para cada paciente individualmente.
  • Las reacciones adversas son temporales y dependientes de la dosis. Muy a menudo, los pacientes se quejan de dolores de cabeza y mareos, náuseas, irritaciones gastrointestinales, trastornos metabólicos. Posibles reacciones del sistema hematopoyético y cardiovascular, para su eliminación, necesita ver a un médico.
  • El medicamento está contraindicado por la intolerancia individual del valproato de sodio y otros componentes. No se utiliza para la hepatitis crónica y aguda, la disfunción severa del riñón y el páncreas, con porfiria y una tendencia a sangrado.
  • Cuando una sobredosis aparece tales síntomas: náuseas, vómitos, depresión respiratoria, dolores de cabeza y mareos. Puede haber episodios de somnolencia, taquicardia, aumento de la presión intracraneal y convulsiones. No existe un antídoto específico, por lo tanto, está indicada la terapia sintomática.
  1. Depakin

Una droga anticonvulsiva que actúa sobre el sistema nervioso central. Producido en forma de tabletas con el principio activo ácido valproico. Eficaz en el tratamiento de diversas formas de epilepsia, incluido el síndrome de Lennox-gasto. Tiene propiedades sedantes y miorelaksiruyuschimi, aumenta el nivel de ácido gamma-aminobutírico en el sistema nervioso central. Esto conduce a una disminución en la excitabilidad y la actividad convulsiva de los sitios motores de la corteza cerebral. Las tabletas mejoran el estado de ánimo y tienen acción antiarrítmica.

  • Indicaciones de uso: Epipripletes generalizados y pequeños, ataques parciales focales con síntomas simples y complejos. Síndrome convulsivo con enfermedades cerebrales orgánicas y trastornos del comportamiento, teca, convulsiones por fibrilación. Se puede usar para la psicosis maníaco-depresiva, el trastorno bipolar y el síndrome de Vest.
  • Las tabletas se toman por vía oral, 2-3 veces al día, se lavan con agua. La dosificación es seleccionada por el médico para cada paciente individualmente, con el peso corporal del paciente debe ser más de 25 kg. Para adultos y adolescentes se recomiendan 20-30 mg / kg, con un aumento gradual a 200 mg por día con un descanso de 3-4 días.
  • Efectos secundarios: náuseas, vómitos, dolor epigástrico doloroso, malestar estomacal y páncreas, reacciones alérgicas, dolores de cabeza, temblor de las extremidades, alteraciones visuales. Para eliminar las reacciones anteriores, se recomienda reducir la dosis del medicamento y consultar a un médico.
  • Está contraindicado su uso con una mayor sensibilidad a los componentes del medicamento, hepatitis aguda / crónica, violaciones del páncreas, insuficiencia hepática. No se prescribe para pacientes con diátesis hemorrágica, trombocitopenia, en el primer trimestre del embarazo y durante la lactancia, y también para niños menores de tres años. Con especial cuidado se usa en leucopenia, anemia, retraso mental, trombocitopenia y lesiones orgánicas del sistema nervioso central. Depakin está prohibido durante el embarazo, ya que en el 2% de los casos puede provocar malformaciones congénitas en el feto (trastornos del desarrollo del tubo neural, espina bífida).
  • En caso de una sobredosis, es posible tener un coma, una disminución aguda de la presión arterial, una violación de las funciones respiratorias. Para eliminar estos síntomas, se realizan lavado gástrico y diuresis osmótica. También necesita controlar su presión arterial, frecuencia cardíaca y respiración. Si es necesario, se realiza la hemodiálisis.
  1. Carbamazepina

Antiepiléptico, normotime y antidepresivo. Producido en forma de tabletas de 200 mg de 30 y 100 piezas por paquete.

  • Indicaciones de uso: epilepsia psicomotora, convulsiones graves, ataques postraumáticos y postencephalíticos, neuralgia del nervio trigémino. Está contraindicado su uso en lesiones hepáticas y trastornos de la conducción cardíaca.
  • Las tabletas se toman por vía oral a la dosis prescrita por un médico. Para los pacientes adultos, como regla, fijan 100 mg de 2-3 veces por día con el aumento gradual de la dosis hasta 800-1200 mg por día. La dosis diaria para niños se calcula a 20 mg / kg, es decir, de 100 a 600 mg por día, dependiendo de la edad.
  • Los efectos secundarios son raros, ya que el medicamento es bien tolerado. En casos raros, hay episodios de náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dolores de cabeza, problemas de coordinación de movimientos y somnolencia. Para reducir las reacciones no deseadas, es necesario reducir la dosis del medicamento.
  1. Fenobarbital

Una droga antiepiléptica. Muy a menudo se usa como pastilla para dormir, ya que en pequeñas dosis tiene un efecto calmante. Producido en forma de tabletas y polvo, adecuado para el tratamiento de niños y adultos.

  • Indicaciones de uso: convulsiones tónico-clónicas generalizadas, patologías del sistema nervioso con excitaciones motoras y movimientos descoordinados, reacciones convulsivas, parálisis espástica. En combinación con vasodilatadores y fármacos antiespasmódicos se puede usar como un sedante o hipnótico en trastornos neurovegetativos.
  • El tratamiento del síndrome de Lennox-gasto es largo, el medicamento se toma con una dosis mínima de 50 mg 2 veces al día y aumenta gradualmente a 500 mg por día. La dosis para niños se calcula según la edad del paciente. La retirada de la droga debe ocurrir gradualmente, ya que una abstinencia repentina puede causar una serie de ataques epilépticos.
  • Efectos secundarios: disminución de la presión arterial, reacciones alérgicas en la piel, depresión del SNC, cambios en la fórmula sanguínea.
  • Está contraindicado su uso en el daño renal y hepático grave, dependencia del alcohol y las drogas, debilidad muscular. No se prescribe para el tratamiento en el primer trimestre del embarazo y durante la lactancia.
  1. Oxcarbazepina

Medicamento antiepiléptico, cuya acción se basa en la estabilización de las membranas de las neuronas sobreexcitadas. Inhibe las descargas seriales de neuronas, reduciendo los impulsos sinápticos.

  • Indicaciones de uso: monoterapia y tratamiento combinado de las crisis epilépticas generalizadas con pérdida o pérdida de la conciencia, generalización secundaria, convulsiones tónico-clónicas.
  • La dosis y la duración del uso dependen de la sintomatología del trastorno neurológico y las indicaciones médicas. Con la monoterapia, el medicamento se toma 2 veces al día, aumentando gradualmente la dosis. La retirada del medicamento debe ser gradual para evitar la aparición de reacciones adversas. Los adultos asignan 600 mg por día para 2 dosis divididas, para niños de 3 a 5 mg / kg. Como parte del tratamiento combinado, la dosis inicial de 300 mg 2 veces al día.
  • Está contraindicado su uso en la hipersensibilidad a los ingredientes activos, durante el embarazo y la lactancia, para el tratamiento de niños menores de dos años.
  • Los efectos secundarios se manifiestan por tales síntomas: somnolencia, dolores de cabeza, mareos, náuseas, aumento de la fatiga, vómitos, náuseas, disminución del apetito, temblor. En caso de una sobredosis, aparecen los mismos síntomas. La terapia sintomática y de mantenimiento está indicada para su eliminación. No hay un antídoto específico.

La mayoría de los fármacos antiepilépticos utilizados en el síndrome de Lennox-gasto se prescriben simultáneamente con otros medicamentos de efecto antiespasmódico o calmante. Si el paciente responde bien a los medicamentos y hay mejoras en su condición, entonces puede ser completamente abandonado después de 5-10 años, siempre que las convulsiones no se hagan sentir durante los últimos dos años.

Vitaminas

Con cualquier enfermedad neurológica, el cuerpo experimenta estrés severo y deficiencia de nutrientes. Las vitaminas en el síndrome de Lennox-gasto y otras formas de epilepsia son necesarias para mantener y fortalecer el sistema inmune. Las vitaminas y los minerales son sustancias necesarias para la actividad vital normal. Deben tomarse solo bajo supervisión médica, ya que en lugar del beneficio esperado, se puede agravar el curso de la enfermedad.

La necesidad de vitaminas se debe al hecho de que algunas patologías transmitidas por herencia pueden provocar epi-convulsiones. Por ejemplo, con una deficiencia y una violación del metabolismo de la vitamina B6, pueden producirse convulsiones en la primera infancia. Además, el uso continuado de varios medicamentos antiepilépticos afecta el nivel de vitamina B, C, D y E en la sangre, así como el ácido fólico, betacaroteno. La falta de estas sustancias puede provocar trastornos de conducta.

Considere qué vitaminas se deben usar en el tratamiento de la forma generalizada de epilepsia:

  • B1 (tiamina)

Una vez ingerido, se transforma en una enzima llamada pirofosfato de tiamina, que es necesaria para el funcionamiento normal del sistema nervioso. Proporciona nutrientes al cerebro y a todo el sistema nervioso, regula el equilibrio agua-sal y es responsable de la regulación hormonal de los tejidos nerviosos. La característica principal de esta enzima es que utiliza ácido láctico y pirúvico. Si el proceso de utilización es insuficiente, el sistema nervioso no recibe una hormona, la acetilcolina, que, junto con la norepinefrina, regula el trabajo de las células nerviosas en todo el cuerpo.

Se encuentra en tales productos: frijoles, vegetales verdes, pan, cereales, nueces, bayas, frutas, algas, hierbas picantes, tubérculos, carne, productos lácteos. Es decir, hacer una dieta en la que B1 no sea muy difícil. Debido a que se consume rápidamente, debe reponerse constantemente. Además, es necesario mejorar la absorción de vitamina B5.

  • B2 (riboflavina, lactoflavina)

La vitamina soluble en agua es necesaria para la formación de anticuerpos y eritrocitos, la regulación del crecimiento y el funcionamiento normal de las funciones reproductivas. Responsable de la salud de las uñas, el cabello y la piel. La deficiencia de esta sustancia se refleja negativamente en el estado de los tejidos ricos en vasos sanguíneos y capilares, por ejemplo, tejido cerebral. Puede provocar insuficiencia cerebral de diversa gravedad, debilidad general, mareos, aumento de reflejos tendinosos y musculares.

B2 se encuentra en dichos productos: subproductos (hígado, riñones), clara de huevo, pescado, queso, ceps, requesón, trigo sarraceno, leche, carne, legumbres, verduras de hoja verde y verduras. El cuerpo no acumula esta sustancia en reserva, por lo que su exceso se excreta en la orina. El consumo regular de los alimentos descritos anteriormente ayudará a normalizar el nivel de B2 en el cuerpo.

  • B5 (ácido pantoténico)

Responsable del intercambio de grasas, aminoácidos y carbohidratos, sintetiza ácidos grasos vitales. Entrar en el cuerpo se transforma en pantetina, que es parte de la coenzima A, que es responsable de la acetilación y la oxidación. B5 es requerido para la absorción y el metabolismo de la vitamina B9. La falta de esta sustancia se manifiesta por tales síntomas: irritabilidad, trastornos del sueño, fatiga, dolores de cabeza y músculos, entumecimiento de las extremidades, dispepsia.

La necesidad del cuerpo de esta vitamina es completamente satisfecho con la dieta normal como B5 contenida en el origen vegetal y animal productos: trigo sarraceno, harina de avena, guisantes, ajo, yema de huevo, verduras, pan con salvado, coliflor, zanahorias. Además, es sintetizado por la flora intestinal.

  • B6 (piridoxina, piridoxal, piridoxamina, piridoxalfosfato)

Toma parte en la formación de glóbulos rojos y en el proceso de asimilación de glucosa por las células nerviosas. Participa en el metabolismo proteico de los aminoácidos. La deficiencia de B6 causa convulsiones, irritabilidad, aumento de la ansiedad, dermatitis y otras reacciones cutáneas, una condición depresiva. Muchos pacientes experimentan disminución del apetito, ataques frecuentes de náuseas y vómitos, polineuritis.

El alto contenido de B6 observó en los granos sin tratar de cultivos de cereales, verduras de hoja verde, levadura, trigo, arroz y trigo sarraceno, legumbres, zanahorias, plátanos, pescado, aceite y de carne de hígado de bacalao y otros subproductos. Y también en yemas de huevo, repollo y nueces.

  • B7 (biotina, vitamina H, coenzima R)

Mejora el funcionamiento del sistema nervioso, participa en la descomposición de ácidos grasos y la quema de grasa. La falta de vitamina causa tales síntomas: nerviosismo, diversas erupciones en la piel, somnolencia, letargo, irritabilidad, aumento de azúcar y colesterol en la sangre. La sustancia está contenida en levadura, tomate, soja, yema de huevo, leche, coliflor y champiñones.

  • C (ácido ascórbico)

Es necesario fortalecer el cuerpo con el uso prolongado de medicamentos antiepilépticos, que se metabolizan en el hígado. Contenido en frutas cítricas y vegetales. La vitamina es rica en rosa silvestre, pimiento rojo, kiwi, grosella negra, tomate, cebolla.

  • E (tocoferol)

Reduce la frecuencia de las crisis epilépticas en pacientes de todas las edades. Rejuvenece el cuerpo, activa los procesos de respiración tisular, reduce la coagulación sanguínea, mejora la microcirculación y previene la congestión sanguínea. Hace que las paredes de los vasos sanguíneos sean lisas, protegiéndolas de la deposición de placas de colesterol. Contenido en aceites vegetales, granos germinados de trigo y maíz, frijoles, cebada perlada, avena, trigo sarraceno, huevos, mariscos y pescado.

El uso incontrolado de vitaminas en el síndrome de Lennox-gasto también es peligroso, al igual que su deficiencia. Cualquier complejo vitamínico se toma bajo estricta supervisión médica. Esto se debe al hecho de que algunas vitaminas pueden reducir la efectividad de los medicamentos antiepilépticos.

Tratamiento fisioterapéutico

Para prevenir y prevenir trastornos neurológicos, está indicada la fisioterapia. Su esencia radica en el impacto sobre el cuerpo de diversos factores físicos: campos electromagnéticos, agua, temperatura, ultrasonido, etc. La fisioterapia se considera, con razón, la dirección más antigua de la medicina, que se mejora y desarrolla constantemente. La ventaja de este método es que tiene un mínimo de contraindicaciones, es seguro y rara vez causa reacciones secundarias.

La fisioterapia se usa como un método adicional de tratamiento. Independientemente se puede utilizar en las etapas iniciales de la enfermedad, pero en la mayoría de los casos se lleva a cabo en combinación con métodos y medios medicinales.

En el síndrome de Lennox-gasto, dicha fisioterapia se lleva a cabo:

  • Acupuntura
  • Hidroterapia (ducha de masaje, sulfuro de hidrógeno, dióxido de carbono y baños de radón)
  • Electroforesis con medicamentos
  • Oxigenación hiperbárica (oxígeno a alta presión)
  • Terapia de ultra alta frecuencia
  • Inductotermia
  • Baroterapia regional

El principio principal es un tratamiento de curso, ya que los procedimientos únicos no tienen un efecto duradero. La fisioterapia se realiza a diario o después de 2-3 días, el curso del tratamiento toma de 6 a 20 días. Esto proporciona un enfoque integral de la enfermedad, ya que muchos de los sistemas del cuerpo que requieren apoyo y estimulación están involucrados en el proceso patológico.

A pesar de los efectos positivos de la fisioterapia, el método tiene contraindicaciones: tumores malignos, paso hipertensión 3, aterosclerosis cerebral, una enfermedad del sistema hematopoyético, el agotamiento severo del cuerpo, fiebre, psicosis, epilepsia con crisis frecuentes. La efectividad del tratamiento de fisioterapia es mucho mayor si antes era el curso de la terapia farmacológica, que detenía los ataques.

Tratamiento alternativo

Los epipredices generalizados que acompañan al síndrome de Lennox-gasto aparecieron en humanos incluso antes del desarrollo de la medicina moderna y la descripción de esta patología. Para eliminarlos, se usaron varios métodos, pero se dio una ventaja especial al tratamiento alternativo.

Considere recetas efectivas para medicina alternativa:

  • Una excelente prevención de las convulsiones de cualquier gravedad es el jugo de cebolla. Comer un día ½ de una bombilla puede aliviar los ataques, hacer que se repitan con menos frecuencia.
  • El jugo de espinaca tiene un efecto similar. Un montón de hojas frescas enjuagar y moler en una licuadora. Durante el día, debe beber 100 ml de jugo antes de comer. El jugo debe estar recién preparado.
  • 100 g de raíces de sueño-hierba (cámara del prado), vierta 500 ml de alcohol y déjelo reposar en un lugar fresco y oscuro durante 10 días. Después de esto, cuela y toma ½ taza (diluida en agua) 3 veces al día durante una hora antes de las comidas. Esta receta está contraindicada en la enfermedad renal crónica. Además, no se recomienda cambiar las proporciones de los ingredientes, ya que la planta es venenosa y puede causar reacciones secundarias.
  • Las propiedades antiepilépticas tienen jugo de las raíces y las hojas de un diente de león. Enjuague las hojas frescas y las raíces de la planta con agua fría, córtelas en pequeños trozos y hierva con agua hirviendo. Las materias primas deben molerse en una licuadora oa través de una picadora de carne. El líquido de la planta resultante debe filtrarse a través de una gasa, diluirse 1: 1 con agua y hervirse durante 3-5 minutos a fuego lento. Tome la medicina por 1-3 cucharadas 2-3 veces por día durante 20 minutos antes de las comidas. El medicamento puede almacenarse en el refrigerador, pero no más de tres días.
  • 30 g de raíces de peonía molidas, vierta 750 ml de agua hirviendo y déjela reposar en un recipiente sellado durante 1-1.5 horas. Después de esto, la infusión se debe filtrar y tomar 50 ml antes de las comidas 2-3 veces al día.

Usar cualquier receta de tratamiento alternativo sin permiso médico está contraindicado. Además, vale la pena prestar atención al hecho de que las decocciones e infusiones vegetales pueden aumentar la acidez del jugo gástrico y disminuir la presión. Por lo tanto, durante su uso, debe planificar cuidadosamente su dieta.

Tratamiento a base de hierbas

Muchos medicamentos contienen componentes de plantas, ya que tienen un mínimo de contraindicaciones y efectos secundarios, efectivamente luchan contra varias enfermedades. El tratamiento con hierbas se refiere a métodos de medicina alternativa y permite el uso completo del valor de las plantas.

Recetas de terapia herbal en el síndrome de epipriplets generalizados:

  • 30 g de hierba ruta llena con 250 ml de agua hirviendo y déjalo reposar durante 1-2 horas, colar. Tome 30 ml 2-3 veces al día.
  • 100 g de ajenjo de hierba seca verter 350 ml de agua hirviendo y dejar reposar durante 3-4 horas en un recipiente sellado, colar. Tome 150 ml 2 veces al día antes de las comidas.
  • Para reducir la frecuencia de las convulsiones, fortalecer y tonificar el cuerpo, una infusión de 100 g de jugo de las copas verdes de la avena se adaptará. El medicamento se toma 2-3 veces al día antes de las comidas.
  • Tome en proporciones iguales conos de lúpulo, menta, bálsamo de limón, hierba de trébol dulce, ashberry fragante y helenio de raíz. La recolección debe estar bien mezclada, para 30 g de recolección, use 250 ml de agua hirviendo e insista hasta que se enfríe. Tome 2 veces al día, independientemente de la ingesta de alimentos.
  • Tome en proporciones iguales las flores de caléndula y manzanilla, raíz de valeriana, rosa mosqueta y ceniza de montaña. 50 g de la mezcla, vierta 250 ml de agua hirviendo y cocine a fuego lento durante 5 minutos. El medicamento debe infundirse durante 20-30 minutos, luego de lo cual se filtra y se toma por ½ taza de 3 a 4 veces al día.

Las recetas anteriores solo se pueden usar después del permiso del médico tratante. Su uso independiente puede causar una serie de reacciones adversas incontroladas.

Homeopatía

Se usan muchos métodos diferentes para tratar trastornos neurológicos. La homeopatía pertenece a la categoría de terapias alternativas, ya que no todos los médicos están de acuerdo con su efectividad y seguridad de uso. Pero, sin embargo, hay una serie de medicamentos que pueden ayudar con la patología de Lennox-gasto.

Muy a menudo para el alivio de los epipriplets, tales sustancias se utilizan:

  • Arnica 3x
  • Argentum metalcum y nitrikum 6
  • Giosciamus 3
  • Kalium bro-matum b
  • Kuprum Metallicum 6
  • Fuerza 6
  • 6 de azufre
  • Platino 6
  • Vómitos Nukus 6

Se toman en 8 guisantes 4-5 veces al día durante todo el año. El complejo anterior ayuda a aliviar las convulsiones y reducir la frecuencia de su apariencia. Además, hay colecciones más efectivas, por ejemplo, un complejo desarrollado por el homeópata Voronsky:

El primer día

  • En la mañana antes de las comidas: argentum nitrikum 12, víbora 12 para 8-10 guisantes.
  • Ignacy 30, kuprum metallukum 30, nayya 12, kuprum atseti-kum 6 para 8-10 guisantes.
  • Veratrum album 3, cicuta virosa 3, artemisia 3, cactus Zx para 8-10 guisantes 2-3 veces al día.
  • Viper 12 para 5-8 guisantes antes de acostarse.

El segundo día

  • Antes del desayuno: argentum nitrikum 12, magnesio fosforicum 3 a 8-10 gránulos.
  • Belladonna 6, agaricus 6, ignorancia 3 (30), colocytis Zh - 8-10 gorosins.
  • Hyoscyamus 3x, árnica 2, absinthium feta 3x, feta valeriana 2x - 8-10 gránulos.
  • Antes de acostarse: magnesio fosforicum 3 por 7-8 guisantes.

El tercer día

  • En la mañana antes de las comidas: argentum nitrikum 12, zincum metalcum 3 - 8-10 granos
  • Arsenicum 30, fósforo 30, aurum bromatum 30, zincum cyanatum 30 - 8-10 granos.
  • Fósforo de calcio 6, curado 6, fósforo de potasio 6, pimienta de menta 3x - 8-10 frijol.
  • En la noche antes de acostarse: zincum metalcum 3 por 7-8 guisantes.

La duración del curso la determina el médico, individualmente para cada paciente. Pero, como regla general, para eliminar permanentemente las convulsiones, realice 3-4 ciclos con un descanso de 1-2 días.

Tratamiento operatorio

El tratamiento quirúrgico de la forma generalizada de epilepsia es posible en el caso en que los resultados del diagnóstico muestren que las convulsiones aparecen en áreas pequeñas, claramente definidas del cerebro. En este caso, las áreas afectadas no violan las funciones vitales, es decir, no afectan el habla, la audición, la visión y otros. El tratamiento quirúrgico se realiza en el 20% de los pacientes con diferentes formas de epilepsia. Su objetivo principal es mejorar la calidad de vida y minimizar el número de ataques.

Indicación para la operación:

  • Ataques de un personaje atónico, caídas repentinas sin convulsiones.
  • Convulsiones parciales con generalización secundaria y pérdida de conciencia.
  • Convulsiones parciales con conciencia conservada.
  • Esclerosis progresiva del hipocampo del lóbulo temporal.

El proceso de planificación preoperativa y los métodos quirúrgicos se mejoran todos los días. La operación se vuelve lo más segura posible gracias a los métodos de visualización y monitoreo de todo el proceso. Antes del tratamiento, el paciente se somete a una serie de estudios de diagnóstico para determinar si la cirugía es necesaria. Los principales son:

  • MRI: identifica las áreas patológicas del tejido cerebral en las que se producen las convulsiones.
  • Video de monitoreo de EEG: monitoreo de un paciente en un hospital con una fijación permanente de la actividad cerebral.
  • Monitoreo de EEG ambulatorio - estudiando el estado del cerebro y del sistema nervioso central en la vida diaria del paciente.

Estas pruebas pueden determinar con precisión el tejido afectado. Si, de acuerdo con sus resultados, se revela que la actividad patológica se apodera de varios sitios, entonces se usan métodos de monitoreo más invasivos.

Tipos de operaciones:

  • Resección del lóbulo temporal: durante el procedimiento, se elimina o extirpa el foco epileptogénico. La mayoría de las veces se encuentra en el departamento frontal u oftálmico. Si desea extirpar el tejido cerebral que se encuentra detrás del lóbulo temporal, se realiza una resección extratemporal.
  • Lesionectomía: este método tiene como objetivo la eliminación de lesiones aisladas, es decir, áreas traumatizadas o áreas con patologías. Estos pueden ser tumores o malformaciones de los vasos sanguíneos.
  • La callosotomía del cuerpo calloso es una extirpación parcial o completa de las conexiones neuronales entre los hemisferios para prevenir la diseminación de los tumores que causan el síndrome. La operación se realiza en pacientes con formas severas e incontroladas de epilepsia, que se acompañan de ataques atónicos.
  • La hemisferectomía funcional es la eliminación completa de un hemisferio del cerebro. Muy a menudo se lleva a cabo para niños menores de 13 años, en los que uno de los hemisferios tiene un funcionamiento anormal.
  • Estimulación del nervio vago: debajo de la piel se implanta un dispositivo electrónico que estimula el nervio vago, que es responsable de la conexión entre el cerebro y los órganos internos. Después de tal operación, la actividad convulsiva se reduce significativamente.
  • Disecciones subpiales múltiples: eliminación de focos patológicos que no se pueden eliminar sin un riesgo neurológico significativo. El médico realiza muchas transecciones en los tejidos para evitar la propagación de impulsos epilépticos. Este método te permite mantener el funcionamiento normal del cerebro.
  • Implantación del neuroestimulador (RNS) - debajo de la piel en el área del neuroestimulador del implante de cráneo. El dispositivo está conectado a un par de electrodos ubicados en los tejidos del cerebro que responden a los ataques. El neuroestimulador rastrea la actividad patológica y estimula el cerebro, normalizando su funcionamiento y previniendo un ataque.

Dependiendo del tipo de operación elegida, su efectividad se estima en 50-80%. Los ataques desaparecen por completo en algunos pacientes, en otros, se vuelven menos pronunciados y menos frecuentes. Pero independientemente de los resultados de la cirugía, el paciente aún necesita tomar medicamentos recetados, pero con una dosis reducida.

Como cualquier operación, el tratamiento quirúrgico del síndrome de Lennox-gasto se asocia con ciertos riesgos. En primer lugar, se trata de infecciones posoperatorias, hemorragias o reacciones a los medicamentos utilizados, anestesia. Existe el riesgo de trastornos neurológicos, es decir, pérdida de visión, memoria, actividad motora. No olvide que incluso una operación cuidadosamente planificada y ejecutada con éxito no puede garantizar la recuperación.

Prevención

Los principios de prevención del síndrome de Lennox-gasto no se han desarrollado, ya que la patología tiene causas impredecibles (traumas, tumores, meningitis) que lo causan. La prevención tiene como objetivo aliviar la condición del paciente y mejorar la calidad de su vida.

Medidas preventivas:

  • Una noche de descanso completo: un sueño malo o fragmentario puede causar convulsiones. Es muy importante regular el sueño y la vigilia.
  • Nutrición: varias alergias alimentarias causan no solo convulsiones, sino también dolores de cabeza, incomodidad en el tracto digestivo, migrañas. Siga cuidadosamente la dieta y elija cuidadosamente alimentos ricos en vitaminas y minerales.
  • Hábitos dañinos: el alcohol, el tabaquismo y la drogadicción están contraindicados para las personas con ataques epilépticos de cualquier gravedad, ya que pueden provocarlos.
  • Relajación y salud física: la meditación y la respiración profunda reducen las convulsiones y alivian la ansiedad. El ejercicio regular aumenta el tono y mejora el bienestar general.
  • Antecedentes emocionales y psicológicos: muchos pacientes y sus familiares necesitan apoyo psicológico profesional. Esto normalizará las relaciones, aprenderá a tomar la enfermedad y combatirá sus manifestaciones.

Además de las recomendaciones anteriores, es necesario seguir estrictamente la medicación prescrita por el médico, ya que el curso de la enfermedad depende de ello. Categóricamente está contraindicado ajustar la dosis usted mismo o tomar cualquier medicamento. También se recomienda usar una pulsera médica especial. Esto ayudará a los médicos y a otros a orientarse, si se requiere atención médica. El paciente debe estar unido a la vida social activa. Debido a que los calambres no controlados afectan la vida, causan episodios de apatía y depresión.

Pronóstico

La enfermedad tiene un mal pronóstico y casi no se presta a la terapia con medicamentos. Alrededor del 10% de los casos resultan en la muerte de los pacientes durante los primeros diez años de vida. En 80-90% de las convulsiones continúan y en una edad más avanzada. Desfavorable en términos de criterios de pronóstico, tales factores son: alta frecuencia de paroxismos, síndrome convulsivo en el contexto de retraso mental, detección de patología en la infancia temprana.

El síndrome de Lennox-gasto es un diagnóstico serio, cuya alta letalidad se asocia con traumatización durante las convulsiones con caídas. Al mismo tiempo, el 95% de los pacientes tiene anomalías mentales y neurológicas graves, diversos grados de retraso mental, el 40% no tiene la capacidad de autoservicio.

Última actualización:26.06.2018
!
Encontrado un error? Selecciónelo y presione Ctrl + Enter.
You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.