^

Salud

A
A
A

Síntomas y diagnóstico del síndrome de la debilidad del nodo sinusal

 
Último revisado por: , experto médico, en 16.05.2018
 

La mitad de los pacientes con síndrome del seno enfermo son asintomáticos, y la característica del síndrome del seno enfermo manifestaciones detectados por casualidad. La razón para ir al médico en otros pacientes son las quejas sobre afecciones sincopales, mareos, ataques de debilidad, sensación de interrupción y dolor en el corazón, dolores de cabeza. En los casos en que fue posible obtener un ECG previamente registrado, se encontró que 4-5 años antes del tratamiento en la clínica, los niños ya tenían al menos bradicardia sinusal o migración del marcapasos. Por lo tanto, en ausencia de tratamiento, es decir en el curso natural de la enfermedad, trastornos de la función del nodo sinusal progresan gradualmente de bradicardia sinusal y la migración del marcapasos hasta el 40% del bloqueo sinoauricular, así como la sustitución de los ritmos del fondo de un fallo completo del nodo sinusal. Todo esto nos permite dudar de la naturaleza inocua de los fenómenos electrofisiológicos iniciales. En la mayoría de los pacientes en la infancia, a pesar del curso asintomático, progresa el síndrome de debilidad del nodo sinusal. Se estableció la conjugación del grado de daño al nodo sinusal y al nodo AV. Tal inclusión generalizada de los diferentes niveles del sistema de conducción en el proceso patológico debido a la uniformidad del desarrollo embrionario, la morfogénesis y el programa genético del desarrollo de la inervación autónoma de las estructuras conductoras. Manifestaciones electrocardiográficas del síndrome incluyen un amplio espectro de trastornos: la migración ritmo bradicardia, detener el ritmo y la pausa sinusal, bloqueo sinoauricular, mosca a cabo golpes, taquicardia supraventricular, extrasístoles ventriculares y supraventriculares, AV violación de diversos grados.

La variante del síndrome (disfunción del nódulo sinusal) se caracteriza por las desviaciones menos pronunciadas de la norma respecto del ritmo y la conducción AV. Hasta el 30% de los niños se quejan de condiciones sincopales o pre-singulares (mecanismo vasovagal del síncope).

Con el curso natural en la siguiente etapa, es posible formar variantes II y III del síndrome de debilidad del nodo sinusal. Depende de la situación electrofisiológica específica de cada niño. Si hay rutas adicionales latentes y otras condiciones para la formación de mecanismo de excitación electrofisiológica miocárdica anormal desarrolla variante III - síndrome de taquicardia-bradicardia. Ambas variantes (II y III) se caracterizan por parámetros similares subyacentes ritmo sinusal, incluyendo la frecuencia cardíaca media noche y media diaria, la duración de las pausas ritmo, la reactividad del ritmo sinusal en términos de pruebas de medicamentos y el estrés. Con cada una de estas variantes aparecen los ritmos de sustitución compensatoria. Sólo en algunos casos, que están representados por abreviaturas o ritmos lentos individuales de las partes inferiores del sistema de conducción cardíaco (variante II), mientras que otros, por lo general, re-entrada y taquicardias ectópicas (variante III).

Para la variante IV del síndrome de debilidad del nodo sinusal, los trastornos más pronunciados son característicos. Manifiestan una bradicardia persistente de aproximadamente 40 por minuto o menos, períodos de asistolia de más de 2 segundos. En algunos casos, la pausa del ritmo puede alcanzar 7-8 segundos o más. En algunos niños (variante IV), el ritmo sinusal no se registra o se detectan complejos sinusoidales únicos. Esta opción incluye una forma bradicárdica constante de fibrilación auricular-aleteo. En estos casos, es importante evaluar el ECG registrado en el ritmo sinusal para el diagnóstico del síndrome. El diagnóstico es válido para la detección de bradicardia, asistolia o bloqueo sinoauricular. Prácticamente todos los niños con la variante IV del síndrome tienen signos de lesión de las partes subyacentes del sistema de conducción del corazón y la inestabilidad eléctrica del miocardio: prolongación del intervalo QT, alternativa a la onda T, depresión del segmento ST. Extrasistolia ventricular Este grupo de niños tiene el curso más severo del síndrome de debilidad del nodo sinusal. El 44% de los niños notan mareos, ataques de debilidad grave con apagón, en el 50% de los casos se acompañan de trastornos graves de la circulación cerebral: afecciones sincopales. A diferencia de los niños con I variante del síndrome, los ataques de pérdida de conciencia en la variante IV son causados por un cese repentino o una ralentización aguda del corazón: ataques de Morgany-Adams-Stokes. Están acompañados por una repentina palidez repentina, a veces con un alto en la respiración, con convulsiones. La duración de los ataques oscila entre varios segundos y varios minutos. Si es imposible detenerse, conducen a una muerte cardiaca repentina del niño. La prevalencia de la lesión, que incluye todos los niveles del sistema de conducción del corazón y del miocardio funcional, en las condiciones de una grave violación de la regulación neurovegetativa del ritmo cardíaco, permite que la clase IV se clasifique como cardioneuropatías.

¡Es importante para saber!

El defecto del tabique interventricular representa el 15-20% de todos los defectos cardíacos congénitos. Dependiendo de la localización del defecto, las membranas peremomembranosas (en la parte membranosa del tabique) y los defectos musculares se distinguen, en tamaño, grandes y pequeños. Leer más...

!
Encontrado un error? Selecciónelo y presione Ctrl + Enter.
You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.