^

Salud

Diagnóstico instrumental y de laboratorio del cáncer colorrectal

, Editor medico
Último revisado: 24.06.2018
Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

La medicina actual está disponible una gran cantidad de métodos para el diagnóstico claro de enfermedades malignas del intestino. Estos métodos incluyen exámenes instrumentales y no instrumentales, radiografías, pruebas fisiológicas y bacteriológicas, etc.

El diagnóstico de cáncer colorrectal generalmente se considera un examen completo. En la primera etapa, el paciente toma sangre para análisis clínicos y bioquímicos, luego - estudia las heces.

Obligatorio durante muchos años es la búsqueda de dedo en el recto, a menudo con este procedimiento y el esquema de diagnóstico estándar comienza. ¿Qué puede dar el médico a este o aquel tipo de examen? Consideremos este problema con más detalle.

trusted-source[1], [2], [3], [4], [5], [6], [7]

La etapa inicial del diagnóstico de cáncer de recto

Si sospecha que hay un tumor canceroso, a veces se revelan algunos signos, como aumento del abdomen, salidas fistulosas externas, ganglios linfáticos agrandados durante el examen. Al tocar el abdomen, puede detectar la acumulación de líquido (ascitis) o gases durante la perforación del intestino.

La palpación del abdomen, a pesar de su simplicidad externa, se considera un procedimiento muy valioso para determinar el proceso del tumor. Gracias a la palpación, puede evaluar el grado de tensión muscular, la presencia de espasmos y líquidos, etc. De forma obligatoria, el médico examina todos los ganglios linfáticos que pueden verse afectados por el proceso patológico.

La inspección de la zona perineal le permite ver cambios en la piel y el esfínter anal, que también pueden ser información valiosa para el diagnóstico.

Examen de los dedos del recto y se considera un procedimiento simple pero muy informativo. Se lleva a cabo tanto con una visita preventiva al médico, y en presencia de quejas relacionadas con el trabajo del intestino delgado. Si dicha encuesta se lleva a cabo con cuidado y correctamente, es posible evaluar la condición de la mayor parte del recto, e incluso establecer un diagnóstico preliminar. Cómo proceder: en el área del recto, el médico introduce el dedo y explora sus paredes desde el interior. El estudio puede no ser muy agradable, pero indoloro.

Análisis de sospecha de cáncer colorrectal

¿Qué pruebas de laboratorio generalmente se prescriben para la sospecha de cáncer?

  • Heces por la presencia de sangre oculta : este método determina si hay hemorragia oculta o hemorragia del tumor. Para que el resultado sea lo más verdadero posible, las heces deben tomarse varias veces, y para la prevención, una vez al año.
  • Una prueba de sangre general: ayuda a determinar si una persona tiene anemia asociada con pérdida oculta de sangre. Un nivel bajo de hemoglobina puede ser uno de los primeros signos de cáncer.
  • Bioquímica de la sangre: es una evaluación del antígeno carcinoembrionario (EAE), cuyo nivel determina la etapa del proceso maligno. Por lo general, la bioquímica se receta antes y después de la cirugía. Como regla, dentro de 2 meses después de una operación radical, el contenido de SEA vuelve a la normalidad. Si hay metástasis o se desarrolla una recaída de la oncología, sus valores nuevamente aumentan.
  • El estudio de las heces sobre el ADN es un análisis específico que se lleva a cabo para detectar genes mutados, es decir, estructuras celulares alteradas que impulsan la formación de patología maligna.

trusted-source[8], [9], [10], [11], [12], [13], [14]

Marcadores de cáncer para el cáncer de recto

Como es sabido, la complejidad de diagnosticar un tumor canceroso se debe principalmente a su curso asintomático, cuando el paciente busca ayuda solo cuando la enfermedad va demasiado lejos. Por esta razón, los científicos han buscado durante mucho tiempo un método de diagnóstico que ayudaría a identificar la patología lo antes posible. Y se encontró este método: esta es la definición de oncomarkers.

¿Qué son? Los oncomarkers son sustancias proteicas únicas que se liberan durante la actividad vital de las células tumorales. Se definen en la sangre o el fluido de orina de un paciente con oncología. Con la ayuda de los medios modernos, es posible determinar el aumento en el nivel de tales sustancias, incluso en las etapas iniciales del cáncer.

Según lo indicado por el nivel de marcadores:

  • en qué órgano se puede ubicar el neoplasma;
  • si el tratamiento previsto fue efectivo;
  • si las patologías repetidas son posibles;
  • si hay un riesgo de cáncer en el futuro.

Se conocen varios oncomarkers, que indican la presencia y localización del proceso de cáncer en el recto. Estos son marcadores como AFP, CA 72-4, LASA-P, CA 242, CA 19-9, CYFRA 21-1.

Sin embargo, hay algunas deficiencias en el análisis de marcadores:

  • los oncomarkers no son estrictamente específicos; por ejemplo, el mismo indicador puede indicar la presencia de un proceso en cualquiera de los sistemas digestivos;
  • el alto contenido de marcadores no puede interpretarse en todos los casos como la presencia de un tumor;
  • en algunas personas sanas, también, estas sustancias pueden determinarse.

De todo lo anterior, podemos sacar las siguientes conclusiones: la definición de marcadores es un procedimiento importante, pero no se puede establecer un diagnóstico solo sobre la base de su aumento. El diagnóstico debe percibirse en un complejo, utilizando todas las técnicas posibles.

trusted-source[15], [16], [17], [18], [19], [20], [21]

Diagnóstico instrumental del cáncer de recto

El objetivo del diagnóstico instrumental del recto es la visualización del área dañada, la definición de la naturaleza de la lesión y su etapa, la captura del elemento tisular para un examen más detallado (biopsia), así como la evaluación preliminar de la metástasis.

  • La anoscopia es un método para examinar el recto con la ayuda de un anoscopio, una herramienta que se inserta a través del esfínter anal y le permite examinar la superficie interna de la mucosa. La profundidad de la posible inspección es de aproximadamente 15 cm.
  • La sigmoidoscopia realizó utilizando sigmoidoscopia aparato, que se introduce en la cavidad y el recto a una distancia de 50 cm. Esta técnica permite al médico examinar membranas mucosas intestinales, con la posibilidad de tomar el análisis adicional de elementos de tejido. El procedimiento no se puede llamar agradable y completamente indoloro, pero como diagnóstico a menudo es simplemente irremplazable.
  • La fibrocolonoscopia le permite examinar la superficie interna del intestino, identificar la ubicación de la lesión, tomar muestras de material para realizar una biopsia e incluso extirpar pólipos pequeños. Usando este método, puedes evaluar el estado del intestino grueso en toda su longitud.
  • Irrigoscopy proporciona una introducción del enema en la cavidad del intestino de una sustancia de contraste especial que sombreará la cavidad interna de los intestinos cuando se ve en las imágenes de rayos X. Este procedimiento se utiliza principalmente en pacientes de edad avanzada, y también si el médico sospecha de varios procesos tumorales en el intestino.
  • La urografía intravenosa se puede prescribir como un método adicional de investigación, por ejemplo, cuando el tumor crece hacia la vejiga.
  • La monitorización ultrasónica de la cavidad abdominal se usa para detectar metástasis. Si el procedimiento se lleva a cabo con la acumulación de líquido (ascitis), el ultrasonido puede estimar su volumen.
  • El método de la tomografía computarizada se usa para determinar la germinación de un tumor en órganos cercanos, para encontrar metástasis y controlar los ganglios linfáticos más cercanos.
  • Diagnóstico laparoscopia - un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo en el que la pared abdominal es perforado en varios lugares y se introduce a través de la punción de una cámara especial que le permite no sólo para ver la presencia de metástasis en el abdomen, sino también para eliminar los objetos pequeños.

Por otra parte, me gustaría centrarme en el método de imágenes de resonancia magnética, que, aunque no se considera un examen de prioridad, pero a veces puede proporcionar información muy importante para el médico. La determinación de la extensión del crecimiento tumoral, la selección de un régimen terapéutico, la evaluación de la necesidad y el alcance de una operación quirúrgica son solo los casos en que este procedimiento es simplemente necesario. Además, la resonancia magnética le permite monitorear y evaluar el curso del tratamiento del cáncer y determinar otras tácticas en relación con el paciente.

El médico considerará y evaluará mejor el cáncer de recto en la RM si sigue estas recomendaciones:

  • Antes del procedimiento, el recto debe limpiarse; esto se puede hacer con un laxante o un enema de limpieza habitual;
  • durante 1-1,5 horas antes del procedimiento, es necesario vaciar la vejiga, después de lo cual no se permite beber hasta el final del estudio;
  • aproximadamente una hora antes de la resonancia magnética, se recomienda tomar 3 píldoras de drotaverina (No-shpy).

Si todo se hace correctamente, el médico puede llevar a cabo fácilmente las siguientes acciones:

  • Ver el tumor en sí, incluidos sus bordes;
  • determinar la proporción de neoplasia a los órganos pélvicos y el esfínter;
  • determinar la condición de los músculos pélvicos;
  • evaluar la condición del sistema linfático en la pelvis pequeña;
  • para controlar la efectividad de la operación, la quimioterapia o la radiación, para rastrear la enfermedad en la dinámica.

Estudios histológicos y citológicos

Para distinguir una enfermedad benigna de una maligna, se utiliza un estudio como una biopsia, seguido de un análisis histológico. Gracias a la biopsia, es posible establecer con gran precisión la presencia o ausencia de un tumor canceroso en los tejidos bajo investigación. El método de diagnóstico implica la extracción de un pequeño elemento del tejido tumoral: todo el proceso se lleva a cabo con una sigmoidoscopía y no causa ninguna molestia adicional al paciente. La pieza de tejido obtenida se somete a una evaluación histológica y citológica.

Además de la sigmoidoscopia, el médico puede tomar el material necesario para él durante la laparoscopía, la cirugía o la fibronocolonoscopia. •

El examen histológico es el examen de una muestra de tejido tomada por un método microscópico y puede llevarse a cabo de manera urgente o planificada:

  • la histología urgente se lleva a cabo durante aproximadamente media hora, en el caso de que se necesite un resultado rápido. La muestra se congela de antemano, después de lo cual se trata con colorantes específicos y se examina con un microscopio;
  • la histología planificada generalmente dura al menos 5 días. La muestra resultante se cubre con un líquido especial y parafina y se cubre con pintura. Este método de investigación se considera más complicado si lo comparamos con la histología urgente. Sin embargo, sus resultados son más precisos y confiables.

Como regla general, para garantizar que en el futuro el resultado del examen histológico no fue cuestionado, lo realizan al menos dos especialistas. •

El examen citológico es una evaluación de las estructuras celulares del tejido, que le permite observar cambios malignos en ellas. ¿Cuál es la diferencia entre esto y el análisis histológico? El hecho de que el método citológico implica no considerar el corte de tejido, sino las células tumorales individuales.

Para la implementación de la citología, se puede utilizar el siguiente material biológico:

  • muestras de tejidos retirados de biopsias de la sección intestinal necesaria;
  • secreción purulenta o mucosa de la cavidad intestinal;
  • muestras de impresiones de tejidos mucosos de la parte necesaria del intestino.

Solo los métodos enumerados anteriormente permiten establecer con exactitud qué tumor debe tratarse: benigno o maligno.

Diagnóstico diferencial del cáncer colorrectal

El cáncer de recto debe distinguirse de tales enfermedades:

  • pólipos benignos;
  • proctosigmoiditis ulcerativa crónica de disentería, origen amibiano y tuberculoso;
  • colitis, prolapso del recto, granuloma inespecífico;
  • sífilis, actinomicosis;
  • Melanoblastoma del recto anal;
  • germinación tumoral del útero, la vagina, la próstata;
  • carcinoide maligno;
  • hemorroides y fisuras del esfínter anal

Con el fin de distinguir tumor canceroso en el recto a partir de pólipos, nombrar a una endoscopia - una colonoscopia. Este método permite ver en el lumen intestinal no sólo es pólipos grandes, pero las úlceras de las mucosas, componentes inflamatorios, pólipos pequeños aplanadas, recipientes deformados, etc. El mismo método puede ser usado para diferenciar entre el cáncer y proctosigmoiditis -. La inflamación en el colon sigmoide y el recto.

trusted-source[22], [23], [24], [25], [26], [27], [28], [29], [30], [31], [32], [33]

¿Cómo distinguir las hemorroides del cáncer colorrectal?

A veces, el papel decisivo lo juegan algunos signos, mediante los cuales es posible distinguir el proceso tumoral de las hemorroides comunes .

  1. Si anteriormente el paciente tenía pólipos, entonces existe el riesgo de su degeneración en un tumor canceroso.
  2. La sangre hemorroidal se libera al final del acto de defecación, en forma de bandas y manchas en la parte superior de las heces. Cuando el proceso del cáncer, la sangre no está en la superficie, sino que se mezcla con las heces.
  3. Si el tumor antes de la defecación puede ser secreción mucosa, a veces con pus y trozos de tejido.
  4. Con un tumor extenso, las heces son como cintas y la defecación obstaculizada puede prolongarse hasta varios días.
  5. El proceso del tumor se acompaña de emaciación de los pacientes, debilidad y letargo.
  6. En presencia de metástasis, comienza la alteración del trabajo de otros órganos.

Sin embargo, en cualquier caso, es necesaria una biopsia con un examen histológico de los tejidos para establecer un diagnóstico preciso. Solo después de esto es posible afirmar con confianza sobre la presencia o ausencia de un proceso maligno.

El diagnóstico de cáncer colorrectal debe realizarse a la menor sospecha de su presencia. Es muy importante detectar una enfermedad maligna lo antes posible; esto permitirá que el tratamiento comience de manera oportuna, lo que mejorará significativamente el pronóstico y acelerará la recuperación.

¡Es importante para saber!

La quimioterapia para el cáncer colorrectal es uno de los principales y primeros pasos en el tratamiento. Una condición importante para el tratamiento exitoso, como con cualquier otra enfermedad, es oportuna (en una etapa temprana) para detectar un tumor maligno y comenzar el tratamiento. Leer más...

!
Encontrado un error? Selecciónelo y presione Ctrl + Enter.
You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.