^

Salud

You are here

Dolor de cabeza

, Editor medico
Último revisado: 24.06.2018
Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

El dolor de cabeza es una de las quejas más frecuentes que enfrentan los neurólogos y los médicos generales. International Society IHS identifica más de 160 variedades de cefalogía.

El dolor de cabeza es una de las razones más comunes para buscar ayuda médica. La mayoría de los dolores de cabeza recurrentes se pueden clasificar como una cefalea primaria (es decir, no se asocian con anomalías estructurales explícitas). Cefalea primaria - un dolor de cabeza (con o sin aura), cefalea viga (episódica o crónica), dolor de cabeza de tensión (episódica o crónica), hemicránea paroxística crónica y constante hemicránea [hemicránea siguen). Una cefalea persistente nueva y desconocida puede ser secundaria, debido a diversos trastornos intracraneales, extracraneales y sistémicos.

trusted-source[1], [2], [3], [4], [5], [6], [7], [8], [9]

Causas

Dolor en la bóveda craneal (y hacia arriba desde las cejas a la nuca) y en el interior del cráneo llamado cefalalgia, cranialgia. Dolor en la cara  - prosopalgia - causado por neuralgia y neuritas nervios craneales (el trigémino, glosofaríngeo), ganglios autónomos (ciliar, pterigopalatina, aural), los ganglios del simpático cervical, incluyendo en forma de estrella, sinusitis, artrosis, artritis articulaciones temporo-mandibular, las lesiones vasculares de la carótida externa arteria, enfermedades de los dientes y las encías (prosopalgia odontogénico).

El dolor de cabeza no es una enfermedad separada, sino un síntoma, que a veces es un signo muy importante que advierte de una patología grave. A veces, un dolor de cabeza se puede determinar mediante una prueba de laboratorio o mediante neuroimágenes. Si se establece esta razón, el dolor en la cabeza a menudo (pero no siempre) puede eliminarse con una terapia adecuada de la enfermedad subyacente. Si no se establece la fuente que causa el dolor o si su tratamiento no conduce a la regresión, entonces existe la necesidad de farmacoterapia sintomática y trastornos relacionados. La farmacoterapia es principalmente de naturaleza empírica e implica el uso de diversos medios. El dolor de cabeza de forma crónica puede requerir no solo medidas terapéuticas dirigidas a detener un ataque de dolor, sino también una terapia preventiva dirigida a reducir la frecuencia y la gravedad de las convulsiones. El mecanismo de acción de muchos agentes terapéuticos no ha sido suficientemente estudiado. El dolor de cabeza es un nuevo estado y, a medida que se profundiza en la comprensión de la patogénesis de las formas primarias, se crean las condiciones para desarrollar fármacos más efectivos y seguros.

trusted-source[10], [11], [12], [13], [14], [15], [16]

¿Qué está pasando?

El dolor de cabeza y su patogénesis no se han estudiado lo suficiente. Puede ser causado por la irritación de las estructuras sensibles de la cabeza y el cuello debido a la tensión, la presión, el desplazamiento, el estiramiento y la inflamación. Junto con los nervios y vasos de las partes blandas externas de la cabeza, algunas partes de la duramadre, los senos venosos con sus afluencias más grandes, los vasos grandes de la duramadre y los nervios craneales sensibles poseen sensibilidad al dolor. El propio tejido del cerebro, las meninges suaves y los vasos sanguíneos pequeños no tienen sensibilidad al dolor.

El dolor de cabeza puede surgir debido a un espasmo, dilatación o tracción de los vasos sanguíneos; tracción o desplazamiento de los senos paranasales; compresión, tracción o inflamación de estos nervios craneales; espasmo, inflamación o trauma en los músculos y tendones de la cabeza y el cuello; irritación de las meninges y aumento de la presión intracraneal. La gravedad y la duración del ataque, así como la localización, pueden proporcionar información valiosa para el diagnóstico.

El dolor en la cabeza puede ser funcional u orgánico. Dolores de cabeza orgánicos tienden a estar asociados con tales signos y síntomas neurológicos, vómitos, fiebre, parálisis, la parálisis, convulsiones, confusión, conciencia debilitado, cambios de humor, trastornos visuales.

El dolor de cabeza es conocido por todos, desde la infancia. La única excepción son las personas con insuficiencia congénita de neuronas sensibles.

Los receptores dolorosos de las neuronas sensoriales se localizan en la duramadre, los senos de la duramadre, la duplicación de la envoltura en el seno venoso sagital y la conjetura nasal del cerebelo, los vasos. No hay receptores dolorosos en las capas blandas y aracnoides del cerebro, ependima, plexos coroideos y la mayoría de las áreas del parénquima cerebral.

Existen receptores del dolor en los tejidos extracraneales: piel, aponeurosis, músculos de la cabeza, nariz, dientes, membranas mucosas y periostio de las mandíbulas, nariz, estructuras del ojo sensibles. Hay pocos receptores de dolor en las venas de la cabeza, los huesos y el diploe. Las neuronas con receptores del dolor en los tejidos de la cabeza constituyen las ramas sensibles de los nervios craneales (V, V, X, X) y los tres primeros nervios radiculares espinales.

Dolor de cabeza es la queja más común, que se refieren a los pacientes al médico de cualquier especialidad y es un líder y la única queja en más de 45 enfermedades diferentes: lesiones orgánicas del sistema nervioso (inflamatoria, vascular, tumor, trauma), hipertensión arterial e hipotensión diversos orígenes (nefrogénicos, endocrino, psicógeno), neurosis, depresión, etc., es decir, es un síndrome polietiológico.

Al mismo tiempo, una explicación detallada de las peculiaridades del síndrome de dolor ayuda tanto al diagnóstico tópico como al diagnóstico patogénico. Cuando se queja de un dolor de cabeza, es necesario especificar su naturaleza, intensidad, localización, duración y tiempo de aparición, así como provocar, mejorar o aliviar los factores.

Localización y características del dolor de cabeza

Los pacientes a menudo no pueden hablar sobre la naturaleza del dolor. Por lo tanto, el médico es importante para formular preguntas específicas para aclarar las características, utilizando la definición de la, "aburrido" "opresivo" "mozzhaschaya", "roer", "arquear", "compresión", "" disparos "" explosivos "" tensa " , "Dolor de garganta", etc. El dolor de cabeza puede causar una incomodidad psicológica mínima o llevar a la pérdida de la capacidad para trabajar, un deterioro en la calidad de vida.

Es importante aclarar la localización. Un intenso dolor de cabeza a lo largo de los vasos extracraneales es característico de la arteritis (p. Ej., Temporal). Si los senos de los senos paranasales, los dientes, los ojos y las vértebras cervicales superiores se ven afectados, el dolor se localiza menos claramente y se puede proyectar hacia la frente, la mandíbula superior y la órbita. Con la patología en la fosa craneal posterior, el dolor de cabeza se localiza en la región occipital, puede ser unilateral. La ubicación supratentorial del proceso patológico causa dolor en la región frontal-temporal del lado correspondiente.

Sin embargo, la localización puede no coincidir con el tema del proceso patológico. Por ejemplo, un dolor de cabeza en la frente puede estar en glaucoma, sinusitis, trombosis vertebral o de la arteria basilar, la compresión o irritación tentorium cerebelosa (síndrome Burdenko-Cramer en el cerebelo absceso tumor: dolor en el globo ocular, fotofobia, blefaroespasmo, lagrimeo, conjuntivitis, aumentó separación del moco de la nariz). Dolor en el oído podría indicar una enfermedad del oído o que se refleja en una lesión de la faringe, los músculos cervicales, las vértebras cervicales, las estructuras de la fosa posterior. Dolor de cabeza periorbitaria y supraorbital indica un proceso local, pero también puede ser reflejada cuando la disección de hematoma de la arteria carótida interna en el nivel del cuello. Dolor de cabeza en la corona o en ambas regiones parietales se produce en la sinusitis principal y huesos etmoidales, y trombosis de las venas cerebrales.

Existe una relación entre la localización y el vaso afectado. Por lo tanto, con la expansión de la arteria meníngea media, el dolor de cabeza se proyecta detrás del globo ocular y hacia la región parietal. Cuando la patología de la parte intracraneal de la arteria carótida interna, así como las áreas proximales de las arterias cerebrales anterior y media, la cefalea se localiza en el ojo y la región orbital. Algezii Localization lo general depende de la estimulación de ciertas neuronas sensoriales: el dolor de estructuras supratentoriales que irradian a la parte delantera de dos tercios de la cabeza, es decir, en el territorio de inervación de las primera y segunda ramas del nervio trigémino .. El dolor de las estructuras infratentoriales se refleja en la corona y la parte posterior de la cabeza y el cuello a través de las raíces cervicales superiores; cuando V, X y X estimulan los nervios craneales, el dolor se irradia hacia el oído, la zona nasoorital y la faringe. Cuando la enfermedad de los dientes o el dolor de la articulación temporomandibular pueden irradiar al cráneo.

Es necesario conocer la variante del comienzo de la sensación de dolor, el momento de su cambio de intensidad y la duración. El dolor de cabeza, que de repente surgió y es intenso, creciendo en pocos minutos, con la sensación de derramar calor (calor) es típico de la hemorragia subaracnoidea (con una ruptura del vaso). El dolor de cabeza que surge repentinamente y aumenta por decenas de minutos y horas ocurre con migraña. Si el dolor de cabeza tiene un carácter creciente y dura horas o días, un signo de meningitis.

En términos de duración y peculiaridades de flujo, hay 4 variantes:

  1. dolor de cabeza agudo (solo, corto);
  2. agudo repetitivo (con la presencia de intervalos de luz, es característico de la migraña);
  3. crónica progresiva (con una tendencia a aumentar, por ejemplo, con un tumor, meningitis);
  4. La cefalea crónica no progresiva (ocurre a diario o varias veces a la semana, no cambia de gravedad con el tiempo, la llamada cefalea tensional).

La cefalea más común surge de procesos patológicos que conducen a la deformación, desplazamiento o dilatación de los vasos o estructuras de la duramadre, principalmente sobre la base del cerebro.

Es interesante que un aumento en la presión intracraneal con la introducción de una solución fisiológica estéril subaracnoidea o intraventricular no conduzca a un ataque hasta que se incluyan otros mecanismos. La cefalea es una consecuencia de la dilatación de los vasos intracraneales y extracraneales en el contexto de una posible sensibilización. Esto se observa con la administración de histamina, alcohol, nitratos y otras drogas similares.

La expansión vascular se observa con un aumento significativo de la presión arterial contra el feocromocitoma, la hipertensión arterial maligna y la actividad sexual. El efecto terapéutico en tales casos tiene inhibidores de la monoaminooxidasa.

La disminución en el umbral de dolor receptor basal vascular y la duramadre (vasos de sensibilización) y sus extensiones pueden causar el metabolismo violación de neurotransmisores, en particular el receptor de la serotonina (5HT) en vasos del cerebro y las neuronas del trigémino, así como el desequilibrio en el receptor opioide alrededor de acueducto núcleos y urea, que son parte del sistema antinociceptivo y proporcionan control sobre la formación de dolor endógeno. Dolor de cabeza a través de la vasodilatación se produce en una variedad de infecciones comunes (gripe, SARS, etc. P.).

En 1988, se adoptó una clasificación internacional que ayuda al médico a orientarse correctamente en el examen y el tratamiento del paciente. El dolor de cabeza en esta clasificación se divide en los siguientes grupos:

  1. migraña (sin aura y con aura);
  2. cefalea tensional (episódica, crónica);
  3. cefalea en racimo (paquete);
  4. dolor de cabeza, no asociado con lesiones estructurales (por compresión externa, provocada por el frío, con tos, esfuerzo físico, etc.);
  5. dolor de cabeza asociado con traumatismo craneal (cefalea postraumática aguda y crónica);
  6. dolor de cabeza asociado con trastornos vasculares (enfermedad vascular cerebral isquémica, hemorragia subaracnoidea, arteritis, trombosis de venas cerebrales, hipertensión arterial, etc.);
  7. dolor de cabeza con procesos no vasculares intracraneales (con presión cerebroespinal alta o baja, infección, tumor, etc.);
  8. dolor de cabeza asociado con la toma o abolición de productos químicos (nitratos, alcohol, monóxido de carbono, ergotaminas, analgésicos, etc.);
  9. dolor de cabeza en casos de enfermedades infecciosas extra-cerebrales (infecciones virales, bacterianas y de otro tipo);
  10. dolor de cabeza asociado con trastornos metabólicos (hipoxia, hipercapnia, diálisis, etc.);
  11. dolor de cabeza en la patología del cuello, ojos, oídos, nariz, senos paranasales, dientes y otras estructuras faciales.

¿A quién contactar?

¿Qué pasa si tienes dolor de cabeza?

La anamnesis y los resultados de un examen objetivo en la mayoría de los casos permiten presumir un diagnóstico y determinar las tácticas adicionales del examen del paciente.

Anamnesis

El dolor de cabeza debe caracterizarse por dichos parámetros, que son importantes para el diagnóstico, incluyen la edad de inicio de dolores de cabeza; frecuencia, duración, localización e intensidad; factores que provocan, agravan o alivian el dolor; síntomas asociados y enfermedades (por ejemplo, fiebre, rigidez de nuca, náuseas, vómitos, cambios del estado mental, fotofobia), y las enfermedades anteriores y eventos (es decir, trauma en la cabeza, cáncer, inmunosupresión).

Una cefalea episódica, recidivante e intensa, que comienza en la adolescencia o en la adultez temprana, es más probable que sea primaria. El dolor insoportable (rápido como el rayo) en la cabeza puede indicar una hemorragia subaracnoidea. El dolor de cabeza subagudo y progresivo diario puede ser un síntoma de la formación de volumen. El dolor de cabeza, que comienza después de los 50 años y se acompaña de dolor en la palpación del cuero cabelludo, dolor en la articulación mandibular durante la masticación y disminución de la visión, es muy probable que se deba a arteritis temporal.

Confusión, ataques convulsivos, fiebre o síntomas neurológicos focales indican una causa grave que requiere un examen más detenido.

La presencia de una patología concomitante en una anamnesis puede explicar la causa de los dolores de cabeza: por ejemplo, traumatismo craneoencefálico reciente, hemofilia, alcoholismo o tratamiento con anticoagulantes pueden causar hematoma subdural.

trusted-source[17], [18], [19], [20], [21], [22]

Examen clínico

Es necesario realizar un examen neurológico, incluida la oftalmoscopia, la evaluación del estado mental y el control de los síntomas meníngeos. La cefalea episódica recurrente en pacientes que, a primera vista, se ven sanos y no tienen anomalías neurológicas, rara vez es causada por una causa grave.

La rigidez de los músculos del cuello durante la flexión (pero no durante la rotación) indica irritación de las membranas del cerebro debido a infección o hemorragia subaracnoidea; el aumento de la temperatura corporal indica infección, pero un ligero aumento de la temperatura puede acompañar a la hemorragia. El dolor en la palpación de los vasos de la región temporal en la mayoría de los casos (> 50%) indica una arteritis temporal. El edema de los discos ópticos indica aumento de la presión intracraneal, que puede deberse a hipertensión maligna, neoplasia o trombosis del seno sagital. Los cambios morfológicos (p. Ej., Tumores, derrames cerebrales, abscesos, hematomas) suelen acompañarse de síntomas neurológicos focales o cambios en el estado mental.

trusted-source[23], [24], [25], [26], [27], [28], [29], [30], [31], [32], [33]

Examen instrumental

Los métodos de imagen y las pruebas de laboratorio son necesarios solo en los casos en que la historia o los resultados de la encuesta causan sospecha de la presencia de patología.

Los pacientes que necesitan CT o MRI urgentes para detectar hemorragias y otros cambios morfológicos que causan dolores de cabeza incluyen aquellos con: afecciones tales como

  • de repente desarrolló dolor de cabeza;
  • cambio en el estado mental, incluyendo convulsiones;
  • síntomas neurológicos focales;
  • edema del disco óptico;
  • hipertensión arterial severa.

Debido a que la CT convencional completamente no puede excluir condiciones tales como hemorragia subaracnoidea, meningitis, encefalitis o procesos inflamatorios, sospechosos de enfermedades enumeradas muestran la celebración de una punción lumbar.

Inmediata, pero no es así, se requiere una emergencia CT o MRI si el dolor de cabeza ha cambiado su carácter habitual, dolor de cabeza de nuevo inicio después de 50 años, la presencia de síntomas sistémicos (tales como la pérdida de peso), la presencia de factores de riesgo secundarios (como el cáncer, el VIH, el trauma cabeza) o dolores de cabeza crónicos inexplicables. Para estos pacientes, se prefiere la RM con gadolinio y angiografía por resonancia magnética o venografía; MRI permite visualizar muchas importantes causas potenciales de dolor en la cabeza, CT inaccesible (por ejemplo, paredes de separación de las arterias carótidas, trombosis venosa cerebral, apoplejía pituitaria, malformaciones vasculares, vasculitis cerebral, síndrome de Arnold-Chiari).

La cefalea intensa persistente es una indicación para la punción lumbar para excluir la meningitis crónica (p. Ej., Infecciosa, granulomatosa, tumoral).

Otros métodos de diagnóstico se utilizan de acuerdo con las quejas y cuadro clínico para la confirmación o exclusión de factores específicos (por ejemplo, la determinación de ESR para evitar arteritis temporal, la medición de la presión intraocular con sospecha de glaucoma, radiografías dentales sospechosos pulpa del diente absceso).

Más información del tratamiento

¡Es importante para saber!

El dolor temporal puede molestar a una persona en diferentes formas. Pueden afectar el templo a la izquierda, el templo a la derecha o pueden lastimar desde ambos lados de la cabeza. El dolor puede ser agudo o sordo, a corto plazo o prolongado. Para elegir un tratamiento adecuado, es importante conocer las causas del dolor en las sienes. Leer más...

!
Encontrado un error? Selecciónelo y presione Ctrl + Enter.
You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.