^

Salud

A
A
A

Cáncer de hígado

 
, Editor medico
Último revisado: 22.10.2021
 
Fact-checked
х

Todo el contenido de iLive se revisa médicamente o se verifica para asegurar la mayor precisión posible.

Tenemos pautas de abastecimiento estrictas y solo estamos vinculados a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, siempre que sea posible, estudios con revisión médica. Tenga en cuenta que los números entre paréntesis ([1], [2], etc.) son enlaces a estos estudios en los que se puede hacer clic.

Si considera que alguno de nuestros contenidos es incorrecto, está desactualizado o es cuestionable, selecciónelo y presione Ctrl + Intro.

El cáncer de hígado, según la OMS, se encuentra entre los diez tumores malignos más comunes en el mundo.

En Rusia, el cáncer de hígado es relativamente raro y representa entre el 3 y el 5% de todas las neoplasias malignas, lo que corresponde aproximadamente a este indicador en Europa y América. La tasa de incidencia estandarizada en Rusia fue de 4.9 casos por cada 100 mil personas. La morbilidad tiende a disminuir. Por lo tanto, la disminución en el indicador estandarizado en 10 años fue del 14.6%, mientras que en algunos países el cáncer de hígado ocupa una posición de liderazgo en la estructura de las enfermedades oncológicas. Por ejemplo, en el sudeste asiático, su participación es del 40%, y en los países del sur de África: más del 50% en la estructura de todos los tipos de cáncer.

En Rusia, la tasa de incidencia más alta se registró en Tobolsk y Vladivostok. La incidencia más alta de cáncer de hígado se registró en la República de Sakha (Yakutia): 11 casos por cada 100 mil personas.

La incidencia máxima cae en la edad de 50 a 60 años. Los hombres sufren esta patología 3 veces más a menudo que las mujeres.

trusted-source[1], [2], [3]

Causas de cáncer de hígado

Entre los factores de riesgo que contribuyen al desarrollo de una enfermedad como el cáncer de hígado primario, hay cuatro grupos:

  • factores relacionados con la nutrición;
  • invasiones helmínticas;
  • enfermedad infecciosa;
  • cirrosis

Además, trauma, enfermedad del tracto biliar, hemocromatosis, predisposición hereditaria pueden ser importantes.

trusted-source[4], [5], [6], [7], [8], [9]

Factores relacionados con la nutrición

Uno de los factores etiológicos importantes es el kwashiorkor. En la literatura, esta enfermedad tiene varios nombres: pelagra infantil, malnutrición maligna, degeneración grasa. Kwashiorkor se observa generalmente en niños y en la adolescencia temprana, si la ración de alimentos contiene un número insuficiente de proteínas con un predominio de carbohidratos. Ahí viene la distrofia de las grasas y las proteínas, atrofia del tejido hepático, en etapas posteriores: necrosis.

Las bebidas alcohólicas con uso constante pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad.

En los últimos años, han aparecido un gran número de estudios que indican el papel de las aflatoxinas en el desarrollo de un tumor maligno. La aflatoxina es un metabolito del omnipresente hongo saprófito Aspergellus flavus. La aflatoxina ingresa al cuerpo humano con alimentos dañados por el hongo saprófito, que produce esta toxina. Los estudios han demostrado un alto contenido de aflatoxinas en las ostras secas, la soja, los cacahuetes, etc.

trusted-source[10], [11], [12], [13], [14], [15]

Invasión Glistular

Muy a menudo, el desarrollo de un tumor maligno se ve facilitado por los gusanos parasitarios, Opistorhus felineus, Schistosomiasis, Clonorchis sinensis y otros en el cuerpo humano.

Onistorhoz distribuidos en las cuencas de los ríos Dniéper, Kama, Volga, el Don, el Dvina del Norte, Pechora, Neva y Siberia - Ob, Irtysh y en la península de Corea, Japón y China. Infectado con este helminto cuando se utiliza pescado sin tratar térmicamente sin tratar, descongelado o congelado.

La esquistosomiasis se observa en Egipto, África ecuatorial, así como en Brasil, algunos lugares de la República Popular China, Venezuela y Japón.

La clonorfosis afecta, además del sistema hepatobiliar y el páncreas. El parásito se distribuye en China, los países de la península de Corea, Japón y el Lejano Oriente.

De las otras lesiones helmínticas, se debe mencionar la equinococosis.

Lesiones infecciosas

El riesgo de un tumor maligno aumenta con enfermedades tales como la hepatitis viral, la malaria y la sífilis.

Síntomas del cáncer de hígado

Numerosas variantes del curso clínico se resumen en tres formas principales.

Hepatomegalia, forma "tumoral", que se basa en cáncer nodular, con menos frecuencia, masivo. Esta opción se detecta con relativa frecuencia in vivo por los sitios tumorales hepatomegalia y especialmente palpables y se acompaña de dolor en el cuadrante, ictericia, nodos de rápido crecimiento superiores, la deformación de la cúpula del diafragma. Esplenomegalia, signos de hipertensión portal, ascitis son raros.

Forma cirrótica con la prevalencia de la clínica de cirrosis, contra la cual el cáncer no se reconoce. Por frecuencia, esta forma está en el segundo lugar y por analogía con la cirrosis se divide en dos variantes aguas abajo.

La forma de cirrosis crónica perenne con la aparición de síntomas clínicos de cáncer en la última etapa de la enfermedad. Por lo tanto, el cáncer tiene un curso agudo y no se manifiesta por hepatomegalia, sino que se asocia con complicaciones.

Formar cirrótico cirrosis aguda sin historia caracterizado por un inicio agudo y curso rápido de la enfermedad, la presencia de síndrome ascítico edematoso, reduce o aumenta ligeramente hígado, dispepsia, ictericia leve, fiebre. Todo esto crea un cuadro clínico similar a la opción edema ascitis hepatitis o cirrosis epidemia subaguda que fluye. En estos casos, el cáncer de hígado puede indicar síntomas que son cirrosis inusual en su forma más pura: dolor persistente en el cuadrante superior derecho y la cavidad del pecho, rápido aumento de la caquexia, la naturaleza hemorrágica de la ascitis, la deformación de la cúpula de diafragma, las metástasis pulmonares radiográficamente establecidos, derrame pleural persistentemente recurrente.

La forma latente o enmascarada tiene varias variantes de flujo.

  • Sharp, perforado, forma ostrogemoperitonsalnaya, que es más común en la cirrosis-cáncer - hepatoma y debido a la ruptura súbita de la localización del cáncer, seguido de hemorragia en la cavidad abdominal con signos de irritación peritoneal y anemia.
  • Forma con el predominio de síntomas más raros:
    • Forma febril, parecido a un absceso hepático;
    • forma cardiovascular con edema de las extremidades inferiores, insuficiencia cardíaca, estasis portal;
    • cerebral, pulmonar, cardíaca y otras formas con la prevalencia de las metástasis correspondientes que simulan encefalomielitis, cáncer de pulmón, etc.
    • ictericia mecánica;
    • Máscaras endocrinas.

Etapas del cáncer de hígado

Clasificación histológica

  1. Carcinoma hepatocelular (carcinoma hepatocelular).
  2. Colangiocarcinoma (cáncer de los conductos biliares intrahepáticos).
  3. Cistadenocarcinoma de los conductos biliares.
  4. Cáncer hepatocolangiocelular mixto
  5. Hepatoblastoma
  6. Cáncer indiferenciado.

Etapas del cáncer de hígado por TNM (UICN, 2003)

Esta clasificación es aplicable solo para el cáncer hepatocelular primario y el colangiocarcinoma.

  • T - tumor primario:
  • Tx: datos insuficientes para estimar el tumor primario;
  • T0: no se detecta tumor primario;
  • T1 - tumor solitario sin invasión vascular;
  • T2 - tumor solitario con invasión vascular o tumores múltiples de menos de 5 cm en la dimensión más grande;
  • T3 - tumores múltiples de más de 5 cm o un tumor que implica una rama grande del portal o vena hepática;
  • T4 - un tumor con una extensión directa a los órganos adyacentes (no a la vesícula biliar) o con la perforación del peritoneo visceral. N - metástasis regionales
  • Nx: datos insuficientes para la evaluación de los ganglios linfáticos regionales;
  • N0: no hay signos de afectación metastásica de los ganglios linfáticos regionales;
  • N1: hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales. M - metástasis a distancia:
  • Mx: datos insuficientes para la definición de metástasis a distancia;
  • M0 - sin signos de metástasis a distancia;
  • M1 - hay metástasis a distancia.

Agrupando por etapas:

  • Etapa I - T1 N0 M0
  • Etapa II - T2 N0 M0
  • Etapa III A-T3 N0 M0
  • Etapa III B - T4 N0 M0
  • Etapa II 1C - Cualquier T N1 M0
  • Etapa IV - Cualquier T Cualquier NM

Formas macroscópicas

El cáncer de hígado primario está representado por tres formas: nodular (nodular), masiva, difusa.

Forma nodular

El órgano generalmente contiene dos o más nódulos tumorales del mismo tamaño, ubicados principalmente en el lóbulo derecho. Alrededor de los 2 - 3 nodos principales pueden ser pequeños, en toda la superficie, nódulos metastásicos. A veces, en el hígado, varios nodos tumorales pequeños y de tamaño uniforme se encuentran diseminados por todo el cuerpo.

Forma masiva

Esta forma tiene dos opciones: la primera: un nodo grande con metástasis en la periferia; el segundo es un gran nodo tumoral único sin metástasis. La primera opción es más común. El nodo principal generalmente se localiza en el lóbulo derecho del hígado o su portal, tiene una forma redondeada, a veces con bordes festoneados.

Forma difusa

Esta forma es menos común que las formas anteriores y en la mayoría de los casos se produce contra una cirrosis hepática. Tumores del mismo tamaño que los restos de parénquima preservados en la cirrosis, que presentan dificultades significativas para el diagnóstico sin confirmación microscópica.

trusted-source[16], [17], [18], [19], [20], [21], [22], [23], [24], [25], [26], [27]

Metástasis de cáncer de hígado

La diseminación del tumor maligno primario, como otros tumores, se produce de dos maneras: linfogénica y hematógena. Las metástasis condicionalmente para el cáncer de hígado se dividen en intra y extrahepáticas. La metástasis intrahepática es más común. Las metástasis extrahepáticas de cáncer se encuentran principalmente en los ganglios linfáticos de las puertas y los pulmones. A veces había metástasis en el hueso. Raramente - en la piel, testículos, pene, bazo.

Diagnóstico de cáncer de hígado

El diagnóstico presenta grandes dificultades.

El diagnóstico de laboratorio consiste en la detección de proteína-alfa-fetoproteína embrionaria en el suero sanguíneo.

Se observa una reacción positiva a la alfa-fetoproteína en el 70-90% de los pacientes con cáncer hepático hepatocelular. De particular importancia es la detección de alfa-fetoproteína en el pronóstico de la enfermedad: el aumento de la concentración de alfa-fetoproteína es un signo de mal pronóstico.

El análisis clínico de la sangre de un paciente con cáncer de hígado primario es de baja especificidad: elevación de la VSG, leucocitosis neutrófila, raramente - eritrocitosis.

La exploración de radioisótopos con I-131, Au-198 revela "focos fríos" que corresponden a la localización del tumor. El método es seguro, la eficiencia de diagnóstico es del 98%.

La ecografía permite la visualización del foco del tumor, ganglios linfáticos agrandados, ascitis y daño hepático metastásico. Este método es inofensivo, no requiere preparación especial. Al mismo tiempo se encuentran formaciones focales con un diámetro mayor de 2 cm.

La tomografía computarizada es uno de los métodos de diagnóstico tópico de neoplasmas. El poder de resolución de este método es la visualización de formaciones de 5 mm o más. La tomografía computarizada debido a la alta resolución hace que sea posible no sólo para identificar la enfermedad focal, sino también para establecer su carácter, definir la ubicación intraorganic, obtener información sobre los órganos adyacentes, que pueden localizarse una lesión primaria, si el cáncer de hígado es vtorichnіm.

La naturaleza vascular del tumor puede detectarse por medio de la tomografía computarizada de emisión con el uso de eritrocitos marcados.

La resonancia magnética (MRI) se utiliza para diagnosticar el cáncer de hígado primario. Este estudio permite obtener una imagen del órgano en varias secciones, lo que aumenta el valor informativo del método para determinar la localización del tumor y su diseminación intra y extrahepática.

Los objetivos selectivos son un método de investigación especial, que permite establecer la ubicación exacta del tumor. En la imagen, el tumor aparece como un semillero de hipervascularización.

La verificación morfológica se realiza mediante el método de biopsia por punción con aguja fina , que se realiza bajo la supervisión de ultrasonido o laparoscopia. El más importante a este respecto es la laparoscopia con biopsia tumoral.

La laparotomía diagnóstica se realiza en casos diagnósticos complejos para verificar el proceso y determinar el alcance y el alcance de la intervención quirúrgica.

trusted-source[28], [29], [30], [31]

¿Qué es necesario examinar?

¿A quién contactar?

Tratamiento de cáncer de hígado

El principal método para tratar el cáncer de hígado primario es quirúrgico. A pesar de la alta capacidad regenerativa del órgano, las dificultades de la resección se deben a la necesidad de una hemostasia cuidadosa debido al rico suministro de sangre de los tejidos. En este caso, se debe observar el principio de radicalismo y ablasticidad: la resección debe realizarse dentro de tejidos sanos.

Para realizar una resección en el nivel moderno, se requieren varias herramientas técnicas que permitan determinar las reservas funcionales del órgano, aclarar la prevalencia del proceso tumoral y reducir el riesgo de complicaciones intra y postoperatorias. Tales medios incluyen:

  • estudio radioisotópico de la función hepática por medio del radiofármaco Brom MESIDA;
  • examen de ultrasonido intraoperatorio del órgano, que permite aclarar la prevalencia del proceso tumoral y determinar los límites del nodo tumoral necesarios para abordar la cuestión del alcance de la intervención quirúrgica;
  • Ultrasónica aspirador quirúrgico, lo que permite destruir y eliminar el parénquima hepático sin afectar a la estructura tubular, lo que resulta en una reducción significativa de la pérdida de sangre intraoperatoria, elimina la necesidad de suturas hemostáticas de overlay en el parénquima hepático. Esto disminuye la zona de necrosis y finalmente reduce la naturaleza traumática de la operación;
  • bisturí de chorro de agua para la disección del parénquima;
  • Compañía de coaguladores de argón «Valleylab» (EE. UU.), Utilizada para detener la hemorragia capilar de la superficie resecada del órgano;
  • preparaciones adhesivas "Tachokomb" y "Tissukol" para detener el sangrado capilar y reducir el riesgo de formación de fístula biliar.

Las resecciones extensas son inapropiadas para realizar pacientes con cirrosis hepática, trastornos funcionales graves de los riñones y el corazón.

La radioterapia del cáncer de hígado primario no se usa.

La poliquimioterapia se usa con fines adyuvantes. El valor independiente en el tratamiento del cáncer de hígado primario no tiene este método.

Es muy importante seguir una dieta para el cáncer de hígado.

Tratamiento del cáncer de hígado metastásico

El cáncer de hígado secundario se observa 60 veces más a menudo que el primario y es el 90% entre todos los tumores malignos.

Por la localización del cáncer metastásico, el hígado ocupa el primer lugar entre todos los órganos. La metástasis al hígado ocurre en la arteria hepática y la vena porta. Lo más a menudo metástasis en el cáncer de hígado de páncreas (50%), el cáncer colorrectal (20 a 50% de los casos), cáncer gástrico (35% de los casos), el cáncer de mama (30%), cáncer de esófago (25%).

El cuadro clínico del cáncer de hígado secundario se debe a los síntomas del foco primario y al grado de metástasis de lesión del parénquima hepático.

El diagnóstico de metástasis de cáncer en el hígado no es muy difícil. En este caso, use ultrasonido, tomografía computarizada, laparoscopia con biopsia.

El tratamiento es difícil. La presencia de metástasis hepáticas es un indicador de la inoculación del proceso tumoral. Si hay un único foco metastásico marginal, se puede extirpar quirúrgicamente.

Pronóstico

El pronóstico para el cáncer de hígado es desfavorable. Según diversos datos, la tasa de supervivencia a cinco años después del tratamiento quirúrgico no supera el 10-30%.

trusted-source[32], [33], [34], [35], [36]

You are reporting a typo in the following text:
Simply click the "Send typo report" button to complete the report. You can also include a comment.